Los vecinos reclaman a la Marea que abra la calle que prometió entre A Falperra y la ronda de Nelle

La agrupación de residentes y empresarios asegura que estaba prevista una calle en el solar vallado | pedro puig
|

El inicio de las obras de arreglo de un sendero entre el barrio de A Falperra y la ronda de Nelle han sido el argumento perfecto para generar una nueva polémica sobre la supuesta nula voz que da el Gobierno local a los vecinos y comerciantes del entorno. Después de criticar la actuación prevista para Juan Flórez y la plaza de Antonio Tenreiro y de un largo enfrentamiento con el futuro del mercado de Santa Lucía como protagonista, la Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra reclama a Marea Atlántica que al margen del sendero ejecute la apertura de una calle para el tráfico rodado y también para el paso de los peatones en una parcela prácticamente pegada al inicio del camino desde el barrio.
La Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra criticó este lunes que el Gobierno municipal anunciase el arreglo de un sendero que conecta con la ronda de Nelle “a bombo y platillo” a pesar de que unos meses antes había ofrecido la parcela en la que está uno de los accesos al camino a la Consellería de Sanidade para construir el centro de salud de la zona en sustitución de la ubicación en el mercado de Santa Lucía.
Sin embargo, tras hacer algunas averiguaciones, el colectivo ha ido más allá al exigir al Consistorio que también aborde la apertura de una vía para el tráfico rodado entre la calle de A Falperra y la ronda de Nelle, donde también se podría dar un mejor acceso andando a través de unas aceras al uso.
“Como no preguntan y no se reúnen con nadie no se dan cuenta de que 20 metros más allá de ese solar tienen una finca en cesión para abrir una nueva calle”, lamenta el presidente del colectivo, Antonio Deus, que asegura que de haber tenido contacto con el Ayuntamiento hubiese aclarado ese punto porque la expropiación viene de antes de que el actual Gobierno local llegase al poder.
De hecho, los dos terrenos de la discordia solo están separados por un edificio estrecho y hay un margen de anchura suficiente para habilitar la calle. “Esa zona baja hacia el sendero y sería bueno que abriesen la parcela, algo que podrían hacer si hablasen con la gente”, insiste Deus. Ya no solo habla de la calle sino del saneamiento de la finca, puesto que esta –cerrada con un muro de ladrillos– acumula maleza a pesar de que el edificio que está al otro lado ya se construyó con ventanas hacia ese espacio porque estaba prevista la infraestructura.
De lo contrario, incide el representante de residentes y empresarios, no se habría dado licencia sin dejar tapiada toda esa pared para luego poder conectarla con otro inmueble. Ahora esperan que el Ejecutivo local se pronuncie sobre este asunto.
Publicitar el mantenimiento
En todo caso, siguen molestos con que el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, convirtiese en noticia el arreglo del sendero a partir del cual han surgido todas estas reivindicaciones y la sensación de malestar.
“Se puede arreglar pero son unas obras de mantenimiento, como puede ser un cambio de baldosas en las aceras y lo han vendido como un proyecto” mucho más importante, afean desde la asociación.
Asimismo, desde esta aprovechan para pedir que si se va a rehabilitar el camino por el medio de un terreno vacío se cambie el aspecto que tienen la pista de baloncesto y la parcela abandonada para acabar con el descampado e iniciar una “transformación del barrio” al igual que pedían para la plaza de Antonio Tenreiro y que, parece que de momento, no será una posibilidad. l

Los vecinos reclaman a la Marea que abra la calle que prometió entre A Falperra y la ronda de Nelle