Apuñala a un mensajero y se parapeta en su casa con un subfusil simulado

|

La Guardia Civil ha detenido en Cañada del Rosal (Sevilla) a un hombre, que apuñaló al mensajero que le había llevado un paquete a su casa y, después, se parapetó en la azotea de su domicilio portando un "arma de guerra simulada", aunque finalmente fue reducido y apresado.

Según han informado hoy fuentes del Instituto Armado en un comunicado, la Policía Local de Cañada del Rosal recibió un aviso de que una persona se encontraba en el Centro de Salud de la localidad con una herida de arma blanca, asegurando que había sido agredido por un hombre, J.A.V.F., cuando acudió a su casa a entregarle un paquete.

El mensajero presentaba una herida profunda en la mano, por lo que tuvo que ser trasladado al hospital de Écija (Sevilla), aunque antes relató, atemorizado, que cuando entregó un paquete en una casa particular al destinatario y le dijo que tenía que pagar 149 euros el cliente empezó a dar voces y a amenazarle.

El hombre entró en su casa y reapareció con un cuchillo de grandes dimensiones amenazándole de muerte, por lo que el mensajero salió corriendo, aunque fue perseguido por el agresor y cayó al suelo, donde éste intentó asestarle varias puñaladas, alguna de las cuales alcanzó a la víctima.

Con los datos del destinatario del paquete, los agentes acudieron al domicilio, donde constataron que el agresor es una persona con "multitud de antecedentes, así como persona de reconocida violencia y peligrosidad".

El supuesto agresor estaba en la azotea de la casa con un "arma de guerra" en la mano, por lo que la Guardia Civil solicitó refuerzos y acudieron varias patrullas, que acordonaron la zona, para evitar que nadie corriera peligro.

El responsable del operativo de la Guardia Civil se acercó a hablar con el supuesto homicida y consiguió, tras quince minutos de negociación, que el hombre saliera desarmado de su domicilio.

Aunque ofreció resistencia, finalmente fue detenido acusado de un supuesto delito de homicidio y se recuperó el arma, que resultó ser una réplica de un arma de guerra.

Apuñala a un mensajero y se parapeta en su casa con un subfusil simulado