Un obispo arremete contra los gais y el aborto en un sermón emitido por TVE

vd06. valladolid. 06/04/2012.- un grupo de nazarenos porta sus cruces durante la procesión general del viernes santo de valladolid, en la que todas la cofradías sacan sus pasos, obras de escultores tan importantes como gregorio fernán
|

El obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Plá, arremetió en su homilía de los Oficios de Viernes Santo, transmitida por la 2 de TVE, contra la homosexualidad y el aborto, a los que llevan, dijo, “la malicia del pecado”, un “engaño”.

“Quisiera decir una palabra a aquellas personas llevados por tantas ideologías que acaban por no orientar bien lo que es la sexualidad humana. Piensan ya desde niños que tienen atracción hacia las personas de su mismo sexo y, a veces, para comprobarlo se corrompen y se prostituyen o van a clubs de hombres nocturnos. Os aseguro que encuentran el infierno”, dijo el obispo.

A juicio del religioso esto es un reflejo de esa “malicia del pecado”, que llevó a Jesucristo a la Cruz, y que es “un engaño” que “destruye” al hombre y a la mujer.

“Destruye” opinó el obispo a una mujer que está embarazada, que tiene una preocupación “enorme por las razones que sean” y que es “tentada”. “Y cuando va a abortar a una clínica, sale destruida porque ha destruido una vida inocente y se ha destruido así misma; años y años, mujeres que han ido a abortar llevan el sufrimiento en su corazón y muchas de ellas no pueden dormir y han pasado años y años y años porque el pecado siempre lleva como paga la destrucción de la persona”, aseguró Reig Plá.

Otra “malicia del pecado” es la que sufren los hombres y mujeres casados que conocen a otra persona en su trabajo y que, con el tiempo y la convivencia, “se despierta en su corazón la atracción”, lo que puede llevar a “todo un proceso que haga de ellos como si fueran marido y mujer llevando una vida conyugal”.

“Es el engaño, porque no es su mujer, no es su marido, es una injusticia porque ha prometido fidelidad”, continuó el obispo.

También lo sufren los jóvenes que “les ves con sus bolsas de plástico los fines de semana, cargados con botellas de alcohol, que piensan que van a descubrir el paraíso” y que salen de las discotecas como “cadáveres ambulantes”, aseguró.

“No se pueden corromper las personas, ni siquiera con mensajes falsos”, subrayó el obispo, quien es especialista en sembrar la polémica en varios colectivos.

El 13 de diciembre dijo que la Iglesia iba a proponer la familia cristiana como única respuesta posible a la “sociedad enferma” y la “gran crisis de humanidad, moral, social y económica que estamos viviendo”.

Mientras que el 27 de diciembre de 2010 vinculó la violencia de género a la perdida de la familia tradicional.

Un obispo arremete contra los gais y el aborto en un sermón emitido por TVE