El Puerto evita calcular las plazas de rotación del párking de O Parrote al desconocer su capacidad

|

El Ideal Gallego-2011-05-17-002-f9ca99f4La polémica sobre el agujero de O Parrote se mantiene a pesar de que el presidente del Puerto, Enrique Losada, cedió y la semana pasada desveló la nueva propuesta planteada por su equipo para el aparcamiento subterráneo. Y el debate continúa porque no se han concretado las características del diseño al no existir aún un proyecto arqueológico ni el estudio de detalle que se deberá presentar al Ayuntamiento. Así, Enrique Losada, admitió ayer que se desconoce aún cual será el número definitivo de plazas de párking –el pasado jueves hablaba de 417– y por tanto también el porcentaje de espacios que se ofrecerá en concesión, algo por lo que los vecinos de la Ciudad Vieja se han mostrado preocupados.

c.r. > a coruña


  Pese a haber presentado la semana pasada el nuevo diseño para O Parrote, la Autoridad Portuaria desconoce aún el número de plazas con las que contará el aparcamiento subterráneo de la dársena. Así lo admitió ayer su presidente, Enrique Losada, en una visita al Puerto Exterior y en la que se le preguntó por la cantidad de espacios que serían de libre uso para todos los conductores. “Todavía estamos a expensas de cerrar el acuerdo económico con el concesionario, entonces difícilmente podemos hablar de un número de plazas en rotación, pensando en que no tenemos concreción exacta del número de plazas”, declaró Losada, a pesar de que el pasado jueves calculaba que fuesen 417.
Son los vecinos de la Ciudad Vieja los que se muestran preocupados por esta cuestión puesto que temen quedarse sin un aparcamiento en concesión debido a la reducción del tamaño del aparcamiento en favor del baluarte –se habló de 131 espacios menos– y a los preacuerdos de cesión de plazas a los que llegó la concesionaria hace años, con la primera oferta del párking. En este sentido el portavoz del Puerto explicó que en el pliego concesional de la Autoridad Portuaria a Copasa estaba planteada ya una oferta para la cesión –no es posible la venta de aparcamientos en esta zona– de un número concreto de espacios y se estableció una lista para la adjudicación de las mismas.  
En cuanto a la posibilidad de que algunos vecinos se queden sin opción de adquirir un espacio reservado, el presidente responde que “es un tema libre” y alerta: “Aquel que quiera plazas que tome nota y yo correría”. Eso afirma Losada a pesar de que, al no existir un estudio de detalle, ni tan siquiera una propuesta inicial aprobada, no es posible inscribirse en ningún registro todavía.
De hecho, el presidente insiste: “Yo creo que es un poco prematuro plantear ese tema pensando en que no sabemos cuál va a ser la propuesta final que haga el concesionario”. Y es que desde el organismo tampoco se ha hablado todavía con la empresa para conocer si está conforme con el nuevo proyecto y, sobre todo, si está dispuesta a ampliar el ámbito de actuación de la obra hacia As Ánimas para ganar espacio y disponer de más plazas de párking, lo que podría aumentar los ingresos de Copasa, que además de construir el aparcamiento, también lo gestionará.
Pero el tema principal que se tendrá que discutir con la compañía será el de cómo compensarla por el retraso en la ejecución del proyecto. Inicialmente la empresa realizó unos cálculos de ingresos y beneficios que, al modificar el diseño, se podrían ver reducidos, a lo que hay que sumar los gastos que se generan por mantener abierto el agujero de O Parrote. De ahí, que se plantease un área comercial que ahora medirá  unos 863 metros cuadrados.

 

El Puerto evita calcular las plazas de rotación del párking de O Parrote al desconocer su capacidad