Los hosteleros exigen que se sancione a las panaderías con bar antes que a las terrazas

06 julio 2014 página 3 A Coruña.- Los hosteleros denunciarán a decenas de panaderías por competencia desleal
|

El enfado entre los hosteleros coruñeses por la carencia de licencias de terraza a unos días de la primavera y Semana Santa va en aumento. El colectivo reprocha que este proceso comenzara el año pasado y aún no tenga solución y exige al Ayuntamiento que antes de multar a los locales cuando saquen mesas y sillas a la calle acuda a las panaderías que funcionan como cafeterías ilegalmente para imponerles sanciones.
Molestos por la falta de permisos para ocupar parte de las vías públicas después de un arduo trabajo y de tener que acelerar sus expedientes para cumplir los plazos marcados desde María Pita, los hosteleros insisten en que se trate a todos por igual. Son conscientes de que si colocan mobiliario en el exterior de sus fachadas sin el documento correspondiente de Urbanismo se arriesgan a tener que pagar. 
Es una gran preocupación por los gastos que puede suponer pero avisan de que hay otros temas que hay que solventar primero, ya que no son los culpables de que no se les envían sus licencias. “Antes de mandar a la Policía Local a levantar las terrazas que vayan a las panaderías que incumplen las suyas ejerciendo como bares”, defiende el presidente de la Asociación de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete. En este sentido recuerda que la denuncia que hicieron de esta “competencia desleal” que se extiende cada vez más por la impunidad que tienen los dueños lleva en manos del Ayuntamiento más de un año y que debería ser una prioridad. 
Para el representante está bien que se haga cumplir la Ley de la Memoria Histórica “pero hay más leyes que cumplir y tendrán que hacer algo”. “El Gobierno local está haciendo un agravio comparativo” al dejar trabajar a las panaderías como locales hosteleros sin que sus permisos incluyan esa actividad. 
“Queremos saber si se va a actuar o no en este sentido y el por qué, porque ya hemos hecho su trabajo identificando los establecimientos y no están actuando”, resalta Cañete. 
Frente a esta situación que, entiende, genera una gran desigualdad a la hora de competir por la clientela, critica que al sector sí se lo vaya a perseguir por las terrazas y se permitan ilegalidades más graves. “Ellos van a poder poner terrazas, así que al final parece que es mejor estar totalmente fuera de la legalidad”, añade. 
Los empresarios reconocen un gran malestar con el Ayuntamiento por su falta de respuestas a las terrazas, incluso a la hora de homologar unas propuestas de sillas y mesas (algo que impide afrontar las compras de estos elementos). Pero además, redundan en el tema de las panaderías reconvertidas en bares porque es un tema que se viene a sumar a la caída del consumo y los distintos impuestos con los que tienen que luchar para sobrevivir. 
“Con el tiempo habrá un problema en esos negocios y todo el mundo pondrá el grito en el cielo preguntándose cómo se han consentido ciertas cosas”, advierte el presidente. Recuerda, por ejemplo, que los locales que consideran ilegales pueden vender más barato porque no están insonorizados, tienen menos tasas y los trabajadores no están asegurados en el régimen correcto, entre otras cosas.

Los hosteleros exigen que se sancione a las panaderías con bar antes que a las terrazas