“Lo que de verdad importa” cautivó a 1.500 jóvenes con tres historias reales

Palexco se quedó pequeño ante la expectación suscitada javier alborés
|

 Palexco acogió ayer la celebración del congreso “Lo que la verdad importa”, que este año ha alcanzado su tercera edición, bajo la presidencia de honor de Felipa Jove y con la presencia, entre otras personalidades, de la conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, el edil de Educación, Francisco Mourelo, o el presidente de la Diputación coruñesa, Diego Calvo.

En esta edición tomó parte la cantante Miriam Fernández, ganadora del concurso de televisión “Tú si que vales”. Nació con una parálisis cerebral pero nada le ha impedido cumplir su sueño de cantar. Su primer disco se titula “Bailar bajo la lluvia”. También ofreció una conferencia el joven emprendedor Pau García-Milà, que con tan solo 17 años creó las bases del sistema “Cloud Computing”, conocido como “nube”. Es uno de los fundadores de la empresa EyeOs, que hoy compite con grandes corporaciones como Microsoft o Google.

También el cantante Bertín Osborne mostró su lado más humano explicando el cambio que supuso en su vida el nacimiento de su hijo Kike, con una lesión cerebral. El artista creó el 2009, junto a su esposa Fabiola, la Fundación Bertín Osborne para ayudar a otras familias en su misma situación.

Cerca de 1.500 jóvenes se dieron cita ayer en Palexco para escuchar las tres historias de superación, emprendimiento y perseverancia.

 

“Hay solución” > Durante su intervención, Bertín Osborne aseguró que quiere conseguir que “todos los padres de niños con lesión cerebral sepan que hay soluciones y conozcan las alternativas”. En este sentido, el artista apuntó que “la desinformación médica sobre este tema es tal que ni siquiera los que deberían orientarnos lo hacen porque no saben o porque no quieren saber”. Osborne destacó que el fin último de su fundación es “aprender a sacar de nuestros hijos el mayor potencial posible y así poder brindarles la oportunidad de desarrollar el máximo de sus capacidades”. El artista finalizó su intervención asegurando que su hijo Kike es su vida y afirma que “hay solución”.

“Lo que de verdad importa” cautivó a 1.500 jóvenes con tres historias reales