Cuando la ayuda más sentida requiere conocimientos concretos

Copia de El Ideal Gallego-2014-01-17-013-9c4e5e19

La asociación Afaco, que congrega a familiares de personas enfermas de alzheimer, sabe bien que “querer es poder”, pero también que la preparación es fundamental cuando se trata de cuidar a un enfermo, por más cercano que sea. En esa línea se plantea la segunda edición de su plan de formación continua en demencias, que la entidad inauguró ayer en la Fundación Barrié y que ofrece educación específica a cuidadores profesionales y no profesionales, esto es, familiares del enfermo.
Desde ayer mismo y hasta junio, los participantes podrán asistir a las conferencias de profesionales de distintos ámbitos, desde médicos especialistas en geriatría, psiquiatras, neurólogos, terapeutas ocupacionales trabajadores sociales o abogados, que abordarán los distintos aspectos del alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas. El programa, que ayer se abría con la intervención del psiquiatra Fernando Márquez,  incluye además mesas redondas y dos talleres, uno de fisioterapia para alzheimer y otro de expresión corporal y estimulación a pacientes con demencia, que tendrán lugar en el mes de junio en la Fundación Barrié.
Como destacan desde Afaco. la asistencia a los cursos es gratuita para los socios y tiene un coste único de 40 euros para no asociados que tengan interés en las materias que se impartirán dos jueves de cada mes.

Cuando la ayuda más sentida requiere conocimientos concretos

Te puede interesar