Una siembra cuyos frutos tardarán al menos un año

Copia de El Ideal Gallego-2015-11-17-003-11ef228c
|

Desde hace algún tiempo los mariscadores advierten no solo de toda la basura que se acumula en O Burgo en forma de lodo sino de que la ría es cada vez menos productiva. Las malas condiciones del medio hacen casi imposible que tanto los berberechos como las almejas se reproduzcan para asegurar la continuidad de los bancos marisqueros. Ya no solo por los lodos, sino por la alta mortandad. 
Ante esta situación, los principales afectados no cejan en su empeño de lograr que se reactiven y lleven a término las actuaciones que se llevan prometiendo desde hace varios años. 
“O primordial é que si realmente se fixeran as obras estarían creando 400 postos de traballo e parécenos incrible que nun momento coma este non se aposte polo crecemento do emprego nun sector estratéxico”, subrayó ayer Manuel Baldomir, que ejerció como representante de un colectivo que es un bloque sin fisuras en la petición del dragado. En cualquier caso, si ese saneamiento fuese real o se fijase una fecha para su inicio y su finalización, la repoblación del producto no sería inmediata. 
Ante el mal estado, sería preciso resembrar toda el espacio de O Burgo que se recupere para generar nuevos bancos en los que trabajar. “Dependendo da semilla podería tardar máis ou menos” en dar sus frutos.
Baldomir, que comentó que existe un compromiso de futuro de la Xunta para comprarla, entiende que “a Administración non pode nin debe esperar a que  a semilla parta do desove” porque se tardarían unos tres años en volver a tener recursos. Lo ideal sería ‘plantar’ marisco de entre un centímetro y medio o dos para poder venderlo en la talla comercial al año siguiente.

Una siembra cuyos frutos tardarán al menos un año