El transporte interurbano sumó dos millones de viajeros en la zona centro

13 marzo 2018 A Coruña.- La Xunta pregunta a los usuarios por la llega al centro de los autobuses metropolitanos
|

La Xunta y 17 municipios de un área metropolitana de A Coruña ampliada firmaron este lunes un convenio para mantener vivo al menos hasta 2020 el Plan de Transporte Metropolitano, que ha resultado tener un funcionamiento muy bueno desde que se puso en marcha hace varios años. Sin embargo, dentro de ese sistema para facilitar la movilidad de los ciudadanos hubo una medida concreta, la de acceso de los autobuses metropolitanos al mismo centro de la ciudad, la que se ha revelado como un éxito absoluto. Desde el estreno del programa, que defendió con especial vehemencia la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, para crear paradas urbanas más allá de la estación de autobuses, este ha contado con más de 2.100.000 usuarios de las marquesinas de la plaza de Pontevedra y Entrejardines. 

Antes de que los primeros autobuses procedentes del área metropolitana accedieran al centro –algo que ya se ha convertido en algo completamente normal para todos los coruñeses y vecinos de la comarca– en noviembre de 2017, la decisión de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade y su responsable, Ethel Vázquez, generó ciertas fricciones con el Gobierno local de la Marea. 

Duras negociaciones
El alcalde, Xulio Ferreiro, se negaba a facilitar los permisos necesarios argumentando que habría un caos de tráfico e incluso se programaron unas obras de canalización en las mismas fechas en las que se iba a inaugurar la iniciativa, pero tras largas negociaciones se consiguió un acuerdo y la accesibilidad se planteó en cuatro etapas, lo que minimizó la afección a la circulación, que hoy apenas se nota. 

Por contra, los datos parecen reflejar un cambio beneficioso para los viajeros de los autobuses, pues fuentes del departamento que dirige Ethel Vázquez  consultadas por este diario destacan que desde la implantación del plan hace casi un año y medio las nuevas paradas de Entrejardines y la plaza de Pontevedra han sido empleadas por más de dos millones de personas (el año pasado 6,4 millones de individuos se beneficiaron del Plan de Transporte Metropolitano general, con la llegada a la estación de autobuses). Además, desde que se puede acceder al centro con mayor facilidad, en los autocares se mueven un 10% más de ciudadanos.

Cambio de costumbres
Los especialistas en materia de movilidad entienden que estas cifras reflejan que los nuevos hábitos de uso de los puntos de bajada y subida a los autobuses se están asentando. La confianza está en que con el cambio de costumbres la evolución del número de usuarios sea todavía más positiva el resto del ejercicio. La teoría no es infundada sino que se establece estudiando el incremento paulatino de beneficiarios del transporte público y de las marquesinas de nueva creación a medida que el programa se fue conociendo. 

A 31 de enero de este año se aseguraba que el balance de la implantación fue muy positivo porque no hubo perjuicios para el resto de conductores que llegan a A Coruña y en todos los casos se han ido cumpliendo las frecuencias de paso, la velocidad y los tiempos de estancia en las paradas estrenadas, sin dejar fuera del itinerario la estación de autobuses. Para garantizar el buen funcionamiento del programa, cada autobús –con independencia de que las rutas son operadas por concesionarias diferentes– cuenta con un GPS que permite  hacer un seguimiento continuo con Sistema de Ayuda a la Explotación, un avance tecnológico. 

No obstante, si una fase ha funcionado especialmente bien por el hecho de integrar aquellos itinerarios que ya contaban con una mayor cantidad de pasajeros, esa fue la primera. Las 12 líneas que empezaron a acceder en noviembre de 2017 hacen 218 expediciones diarias.

El transporte interurbano sumó dos millones de viajeros en la zona centro