Duelo de ‘jugones’ en Riazor

El sábado en el Abanca Riazor se vivirá un auténtico ‘choque de trenes’ entre los dos delanteros gallegos |alfaquí
|

Iago Aspas y Lucas Pérez, referentes goleadores del Celta de Vigo y Deportivo de La Coruña respectivamente, volverán a enfrentarse este sábado en Riazor, después de que el atacante coruñés regresara el pasado verano al club de su ciudad tras un paso, poco exitoso, por el Arsenal de la Premier League.
Una aventura en el fútbol inglés que también probó Aspas en la temporada 2013-14, en esta ocasión en el Liverpool, donde tampoco tuvo demasiado protagonismo, ensombrecido por jugadores de talla mundial como Luis Suárez, Sturridge, Sterling, Gerrard o Coutinho.

La ‘confianza’
“La vida de un futbolista no siempre va para arriba, hay veces que se estanca y otras que va para abajo. Lo más importante para un futbolista es tener la confianza, ya no solo la tuya sino la del entrenador para saber que vas a continuar disfrutando de minutos cuando te sale uno, dos o tres partidos malos”, explica el delantero de Moaña.
”Si nos hubieran dado confianza creo que hubiéramos rendido mejor porque uno mejora teniendo a buenos compañeros al lado y allí los teníamos”, le corta Lucas Pérez, durante una entrevista que el programa “El Club” de
BeinSports ha emitido con motivo de la celebración del clásico del fútbol gallego.

Con ‘ganas’ de marcar
“Quiero ganar y marcar, no te voy a decir que quiero que gane el Deportivo”, dice, entre risas, el atacante celeste cuando se le pregunta por “O Noso Derbi”. “Iago no tiene que marcar. Que marque en otros partidos si quiere. En Riazor y al Depor no puede marcarle, ya lo hizo el año pasado. No tiene que marcar más”, bromea Lucas Pérez, el símbolo del nuevo Deportivo que preside Tino Fernández. El delantero coruñés elogia al internacional español, “está en el mejor momento de su carrera, es un jugador de calidad, de fútbol combinativo, un futbolista muy completo”, y entiende que sea el jugador más pitado en Riazor durante el derbi.
“A Cristiano y a Messi cuando van a otros se les pita porque son los mejores, por eso a Iago cuando va A Coruña también se le pita. Es igual cuando voy yo a Vigo. No sé si me tienen odio o no, pero es ley de vida, ha pasado en todos los lados”, dice Pérez, de quien Aspas destaca que trabaja “muy bien los espacios” y sabe leer “cuando venir al pie o romper con un desmarque de ruptura”.
El ‘choque de trenes’ entre ambos delanteros gallegos será uno de los atractivos de un partido que en el pasado se ha caracterizado por otros grandes duelos estelares.
Uno de los más significativos y recordados era el formado por el tándem Mostovoi-Djalminha. No había jugador que más sacase de sus casillas al ruso que el brasileño.
Al margen de todo lo que suponía el derbi gallego, los aficionados ansiaban que llegase ese encuentro para vivir in situ la particular ‘guerra’ entre ambos.
La más recordada fue en la temporada 1999-00 en Riazor cuando el Deportivo se impuso por 1-0, gracias a un solitario tanto de Turu Flores, que le marcó varias veces a los celestes. La campaña en la que los blanquiazules alzaron su título, el astro brasileño reconocía años después que no se arrepentía de aquella colleja, pues consideraba que “había que calentar un poquito más el partido. Estábamos en nuestra casa y teníamos que ganar nosotros”, indicó entonces. Una acción que no trascendió más alla del terreno de juego.
No fue el único enfrentamiento entre grandes jugadores celestes y blanquiazules. Es inevitable recordar los ‘roces’ entre Míchel Salgado y Fran o la lucha en la medular de Mauro Silva y Karpin.
Una generación irrepetible de futbolistas la que tenían ambos equipos, que llevaron los derbis a un nivel de intensidad que se ha rebajado en los últimos tiempos, al igual que las aspiraciones de las dos escuadras, que llegaron a codearse con los ‘grandes’.

Duelo de ‘jugones’ en Riazor