La Marea carece de proyecto para su área en Tabacos desde finales del año 2017

el ideal gallego-2019-04-25-003-510598cf
|

La Audiencia provincial y los juzgados reinstalados en la antigua Fábrica de Tabacos trabajan a pleno rendimiento desde hace muchos meses pero el espacio reservado al Ayuntamiento dentro del histórico inmueble sigue sin la más mínima actividad. El Gobierno local de la Marea carece de proyecto para rehabilitar esta área y darle un uso desde finales de 2017, cuando la Dirección Xeral de Patrimonio le reclamó una serie de cambios en su plan inicial. Lo único que se ha avanzado en este mandato es que, tras meses de cruce de acusaciones, el Consistorio procedió a recoger las llaves de su zona.


A finales de 2017 la Xunta rechazó el proyecto inicial de la Marea para adecuar su espacio en Tabacos a un futuro uso de atención ciudadana y oficinas –hubo varias posibilidades que se plantearon para el inmueble– y esa circunstancia precedió a una difícil negociación para que el Ejecutivo que dirige Xulio Ferreiro se hiciera cargo de su parte del edificio recogiendo las llaves en las dependencias del Ejecutivo gallego en la ciudad. El traspaso de la propiedad se produjo, finalmente, a mediados del pasado mes de septiembre, pero a estas alturas el Consistorio sigue careciendo de un plan de acción para darle una utilidad al espacio.. 
Es decir, el Gobierno local lleva más de año y medio sin corregir las irregularidades que vio la Dirección Xeral de Patrimonio de la Consellería de Cultura en el documento técnico original y contar con el visto bueno de este estamento es fundamental para poder realizar una obra. 

Por ello, parece que cada vez entra menos en los planes de Marea Atlántica dar algún paso en firme para aprovechar la edificación y mucho menos antes de las elecciones municipales de finales de mayo. 

Siete meses sin novedades
Lo curioso es que, si bien es cierto que tanto el regidor como el concejal de Regeneración Urbana y Derecho a la Vivienda, Xiao Varela, indicaron que las actuaciones tardarían, sí hubo un compromiso para presentar con prontitud unas nuevas pautas para la actuación en un edificio protegido. Sin embargo, el Ejecutivo autonómico sigue sin tener ningún tipo de noticia al respecto ni han trascendido avances en la redacción o licitación. 
Ya han pasado unos siete meses desde que se recogieron las llaves y el céntrico local, que está situado en un punto de la ciudad que se está convirtiendo en estratégico para el tiempo de ocio de muchos coruñeses, sigue desierto y sin más movimientos.


Varias modificaciones
La resolución de la comisión territorial de Patrimonio de 2017 indicaba que no se autorizaban “as obras solicitadas nos termos da proposta achegada” porque había que atender a algunas observaciones de los especialistas.


Entre estas se pidió que se suprimiese una caja de vidrio que se pretendía construir junto al acceso y también se solicitó al equipo local que aclarase de forma detallada cómo se haría la escalera de acceso desde la plaza exterior eliminando una rampa porque existen otras entradas adaptadas. 

De la misma forma se exigió que se descartasen unos añadidos de madera en las ventanas porque “non está xustificada a súa colocación” y se quiso conocer en detalle el diseño de las puertas que quería cambiar el Consistorio. Hasta hoy no ha habido respuesta ni a eso ni a las pautas de control arqueológico reclamadas.

La Marea carece de proyecto para su área en Tabacos desde finales del año 2017