La vacuna dará la “estocada de muerte” al virus aunque no todo acabará en 2021

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, comparece en una rueda de prensa | unanue (EP)
|

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, aseguró que “la vacuna dará la estocada de muerte al virus, pero todo no acabará en 2021”.
Illa hizo estas declaraciones en una entrevista publicada ayer en El Diario Vasco, en la que considera que “empezamos a ver la luz al final del túnel, pero aún quedan meses muy duros” ya que “el camino es muy inestable”.

“Calculamos que vamos a necesitar un período de seis o siete meses para vacunar a toda la población de España”, señala Illa, quien ve decisiva la vacuna, cuya administración en España comenzará a principios de año, pero sin descartar que haya que mantener la prevención en 2021.

En cuanto a las Navidades, cree que la ciudadanía “volverá a batir el récord de la responsabilidad” y advierte de que “si no lo hacemos, pagaremos las consecuencias”.

“Si nos descuidamos, iremos a situaciones que exigirán otra vez medidas drásticas”, reconoce Illa, quien insiste en que este diciembre “no es para irse de vacaciones ni para moverse de casa” y responde que él cenará estas Navidades con su “unidad familiar”.

Primeros en vacunarse
Por otro lado, los trabajadores españoles en el sector sanitario y asistencial de Gibraltar serán los primeros del país en vacunarse contra el coronavirus, en virtud del programa de vacunación que el Gobierno gibraltareño activará en los próximos días.

Así lo confirmó el portavoz de la Asociación Sociocultural de Trabajadores Españoles en Gibraltar, Juan José Uceda, que apunta que las primeras personas en recibir la vacuna serán los mayores de 80 años, las personas en riesgo sanitario y los trabajadores sanitarios y asistenciales.

Uceda señala que entre médicos, enfermeros, trabajadores de asistencia hospitalaria, de centros de Atención Primaria y trabajadores asistenciales de personas mayores o discapacitados, estima que hay entre 250 y 300 españoles transfronterizos.

Gibraltar se suma así a la decisión de Reino Unido de adoptar el medicamento de Pfizer como vacuna contra el Covid-19.

El director de Salud Pública de Gibraltar, Sohail Bhatti, indicó en la radiotelevisión pública del Peñón, GBC, que espera contar con unas 35.000 dosis de esta vacuna en un plazo de unas dos semanas para cubrir a toda la población, incluyendo a los alrededor de 10.000 trabajadores transfronterizos. 

Situación nacional
Por otro lado, España contiene la respiración en mitad de un puente considerado “clave” para calibrar la evolución de la pandemia y que puede acabar siendo, según alertaron los expertos, determinante ante la celebración de las próximas Navidades.

Además de por las celebraciones del Día de la Constitución, el puente de diciembre estaba marcado tradicionalmente por el inicio de un periodo típicamente navideño, por las compras y las aglomeraciones en las zonas más céntricas y comerciales de las principales ciudades españolas.

Pero las restricciones impuestas en las comunidades autónomas redujeron de una forma muy considerable la movilidad de los ciudadanos y pusieron a prueba la solidez de una evolución que durante los últimos días, aunque con cifras muy desiguales en las comunidades, fue positiva.

Nuevos test
El Ministerio de Sanidad actualizará hoy los datos sobre la evolución epidemiológica, y aunque durante el fin de semana continúan activos todos los sistemas de alerta de los servicios de salud pública de las comunidades autónomas para mantener la vigilancia y el control en todo el territorio español, hasta los próximos días no se podrá testar cómo repercutieron el puente y las medidas que se han tomado.
También están vigilantes del impacto y efecto que pueden llegar a tener los test rápidos para detectar anticuerpos de coronavirus que empezaron a llegar a las farmacias españolas y que permitirán a los usuarios, bajo prescripción médica, realizar un auto-diagnóstico.

Datos por comunidades
Los datos de las últimas horas por comunidades autónomas son muy desiguales, pero confirman una tendencia a la baja o estabilización del número de personas contagiadas, aunque la presión asistencial es todavía elevada en varias regiones.

En concreto, el número de positivos solo sube en Cantabria, Cataluña, Euskadi y Asturias, que en muchos casos bajan su presión hospitalaria. 

Mientras la situación mejora en el resto de comunidades, especialmente en Madrid, con una caída del 60 % en los contagios.

La vacuna dará la “estocada de muerte” al virus aunque no todo acabará en 2021