A Coruña recuerda en bloque a sus seres queridos

El Ideal Gallego-2015-11-02-007-c4c45cf8_1
|

Un año más nadie faltó a la cita con sus fallecidos. Hubo atascos para estacionar y aparcamientos improvisados, largas colas a las puertas de las floristerías coruñesas para recoger los encargos o hacer pedidos de última hora y aglomeraciones de gente en los cementerios de San Amaro, Feáns y San Pedro de Visma. 
Pese a que mucha gente había adelantado la visita a los camposantos para evitar el caos, la mayoría no quisieron perder la tradición de ir cuando hay que ir, es decir, el día de Todos los Santos. Hoy será la otra jornada especial para recordar, pero la de ayer fue foco central de una festividad en la que lugares callados y tristes se llenaron de ruido y se engalanaron con flores hasta la bandera a modo de homenaje a los seres queridos. 
Como no podía ser de otra forma, San Amaro se convirtió en el centro de la mayor parte de las miradas gracias a la cantidad de nichos que alberga, las múltiples floristerías del entorno y la ausencia de parking. 
Los políticos tampoco se alejaron del cementerio de Orillamar, pues allí celebraron sus actos institucionales. Los más madrugadores fueron los del PSOE que, con la concejala Mar Barcón a la cabeza, acudieron al cementerio civil para realizar una ofrenda floral a su primer presidente, Ramón Maseda, y a “los muertos por defender la libertad”. 
El alcalde, Xulio Ferreiro, presidió poco después el acto oficial. Además de colocar una corona en la Cruz de los Olvidados, la comitiva visitó las tumbas de Curros Enríquez y del exalcalde Alfredo Suárez. La Coral Follas Novas puso el punto musical.

A Coruña recuerda en bloque a sus seres queridos