Alcoa transmite a la plantilla un mensaje de incertidumbre sobre el futuro de la planta de A Grela

09 mayo 2015 A Coruña.- La marcha de los trabajadores del Alcoa colapsa toda la zona centro de la ciudad Una mujer porta una bengala por delante de la cabecera de la manifestación de Alcoa
|

Los resultados de la última subasta eléctrica, en la que Alcoa obtuvo varios bloques de in-terrumpibilidad, no ha servido para casi nada. La presidenta de la firma en España, Rosa García, se reunió el viernes con los trabajadores de la fábrica de A Grela para transmitirles un mensaje de inseguridad absoluta. La compañía no descarta tener que recurrir a los despidos, al cierre o a la venta de la sede a corto plazo.
“Non nos deu seguridade ningunha senón todo o contrario; no marco enerxético inestable no que estamos pode tocarlle a calquera das plantas”, explica el presidente del comité de empresa, Juan Carlos Corbacho.
Durante el encuentro con la dirección, los representantes de la plantilla se interesaron por saber si la factoría coruñesa estaba en venta a lo que García contestó que “non, pero que pode darse esa posibilidade”. También habló de un hipotético cierre o de una posible reducción de la producción lo que, a su vez, causaría rescisión de contratos.
Según confirma Corbacho, lo único que les aseguró es que la sede de A Coruña se encuentra en igualdad de condiciones con las del resto de España en caso de que se tomasen medidas drásticas. “Por exemplo, nos costes enerxéticos está mellor San Cibrao pero asegurou que estamos todos igual”, reitera. De momento, existe un margen de siete meses, que es el que se logró en la subasta eléctrica. Pero previsiblemente “en xullo” se celebrará una nueva de cara a 2016.
“Si Alcoa leva algo pasaríamos de sete a 19 meses de continuidade pero seguiríamos cunha situación tercermundista enerxéticamente, dándolle a coartada perfecta á empresa”, lamenta. Por ello, el comité se reunirá para estudiar nuevas acciones de protesta.

Alcoa transmite a la plantilla un mensaje de incertidumbre sobre el futuro de la planta de A Grela