El plan RUA repasa, inspecciona y pone a punto la ciudad metro a metro

Copia de El Ideal Gallego-9999-99-99-999-b3430b74
|

Poner a punto la ciudad. Ese es el objetivo principal del plan RUA (Renovación Urbana y Acondicionamiento). Una iniciativa que este año se lleva a cabo por tercera vez y que permite que absolutamente todos los barrios dispongan del mantenimiento viario necesario.

Y es que el plan RUA moviliza a un total de 30 servicios municipales entre revisión, información, acondicionamiento, reparación, lavado y supervisión. El trabajo comienza con la planificación de las rutas. Durante 11 meses al año, los equipos trabajan en los distintos distritos de la ciudad. Su planificación requiere una antelación de un mes y medio, en la mayoría de los casos.

Una vez definido el plan de trabajo, los técnicos municipales inspeccionan cada barrio y ven las incidencias a las que hay que prestar atención. Lo primero: las aceras. No en vano son los trabajos que más tiempo llevarán a los operarios. Después llegarán las máquinas, que limpiarán a fondo y baldearán las calles y aceras. Lo último, siempre, todo lo que “embellece”: la reparación de marquesinas, pintado de pasos de peatones o semáforos y puesta a punto de los bancos y el mobiliario urbano.

Estos días el plan RUA ha estado trabajando el Elviña. Después se desplazará hasta la zona del parque de Santa Margarita y Paseo de los Puentes. Como en todos los barrios, el planteamiento será el mismo: darle un lavado de cara a toda la zona. Unos trabajos que, además, facilitan la rotación de vehículos y la detección de aquellos que están abandonados.

Junto con las máquinas de lavado, los equipos de trabajo  también realizan labores de desrratización, limpieza de la red de saneamiento, además de dar servicio a los vecinos con un punto limpio móvil en el que se pueden depositar los enseres.

El plan RUA repasa, inspecciona y pone a punto la ciudad metro a metro