Las autoridades temen que crezcan las hogueras ilegales en el San Juan

24 junio 2016 .A Coru..a.- La niebla se disipa justo a tiempo para celebrar la noche m..gica de San Juan

Cada año, el cielo veraniego de A Coruña se empaña por el humo de las hogueras que se prenden para cocinar al aire libre las imprescindibles sardinas o, en la Noche de San Juan, para saltarlas en los consabidos rituales de purificación. Pero también hay que llevar a cabo un ritual antes de prender la hoguera: pedir permiso al Ayuntamiento. Este año, el plazo para comunicar que se va a encender una fogata es más reducido: una semana antes y una semana después de la Noche de San Juan. Las autoridades creen que eso no significará que ardan menos luminarias (cada año se reciben cientos de solicitudes) pero suponen que habrá más ilegales, por lo que se espera un incremento de las denuncias.


Este problema no afectará a la celebración popular, pero si a los locales de hostelería. La razón es muy sencilla: comunicar la hoguera no supone ningún gasto. Únicamente se informa al Ayuntamiento del día, la hora y la localización de la fogata (que debe cumplir las medidas de seguridad). Pero pasado el plazo de los comunicados, es necesario solicitar una licencia de ocupación de la vía pública lo que significa más papeleo y, sobre todo, un desembolso económico.


Para los hosteleros
El Gobierno de la Marea Atlántica decidió recortar el tiempo, una medida que los expertos aprueban, porque fuera de la Noche de San Juan, los únicos que encienden hogueras en el exterior son los locales de hostelería, que se lucran con las parrillas callejeras. Es decir, que se trata de un negocio, no de una celebración. Es una actividad que muchos vecinos encuentran desagradable, por el olor y el ruido que generan, y es el Ayuntamiento es el que tiene que soportar las quejas de los residentes, que protestan porque deben mantener las ventanas cerradas para evitar molestias a pesar del agobiante calor veraniego.


Así que este año los hosteleros tendrán que pedir la licencia de la ocupación de la vía pública. Fuentes municipales, sin embargo, apuestan porque muchos no lo harán, ya sea porque se les pase el plazo o simplemente, para ahorrarse el dinero de la licencia. Y ahí es donde entrará la Policía Local, para imponer sanciones. De esta manera, esperan poder regular una costumbre que, por muy tradicional que sea, no deja de suponer una molestia para la convivencia en una época en la que se sale más a la calle.

Las autoridades temen que crezcan las hogueras ilegales en el San Juan

Te puede interesar