Lo que pudo ser y no fue

Partido de la Liga BBVA entre el Sporting y el Deportivo. En la imagen, celebración de Luis Alberto tras marcar. Liga BBVA match between Sporting and Deportivo. In this picture, Deportivo's Luis Alberto celebrates after scoring.
|

 

El Deportivo dio otro ‘pasito’ hacia la permanencia al conseguir un punto en el desplazamiento a Gijón en un choque en el que, una vez más, la suerte sonrió al rival pero no demasiado a los blanquiazules.
El equipo gallego saltó al campo asturiano como si jugase en casa, en plan dominador. El choque comenzó con bastante intensidad por parte de ambos contendientes, pero con los galaicos pisando más el área rival. Con presión adelantada, no dejaron pensar a los sportinguistas.
En el minuto 10 probaban fortuna los de Víctor Sánchez del Amo en una jugada ensayada que finalizaba con un remate de Sideni a las manos de Cuéllar. Era un aviso. A continuación, Cani probó desde media distancia en un lanzamiento que también detuvo sin problemas el meta local.
El Depor seguía dominando, cortando las salidas del cuadro local en su campo, sin permitir más que acercamientos esporádicos sobre la meta de Lux. Fruto de ese dominio no llegaban los disparos a puerta de los de Abelardo. De hecho el primero fue en el 26 y se marchó fuera.
En el 30 Mosquera impedía el remate de Carmona en el instante en el que los rojiblancos pasaban a la acción. La suerte se alió con los sportinguistas porque en la siguiente jugada, a la salida del córner, la pelota llegaba a Jony, quien disparaba raso, colocado para que el portero deportivista detuviese la pelota sin problemas, pero el esférico tocaba en Juanfran, engañaba al meta herculino y el balón se alojaba en las mallas sobre la cabeza de un Germán Lux que, agachado, esperando la trayectoria lógica de la pelota, nada pudo hacer por evitar el injusto 1-0.
El cuadro coruñés intentó reponerse rápido del mazazo. No había hecho tantos méritos el Sporting como para marcar y, encima, con un gol ‘de churro’.
Sidnei y Cani intentaban una acción de tiralíneas a los 35 minutos. El conjunto asturiano pasaba en esta fase del partido a esperar claramente a los coruñeses aguardando una acción de contraataque.
El Sporting consiguió acercarse en dos opciones más gracias a faltas y acciones a balón parado mientras los depotivistas intentaban alcanzar la meta de Cuéllar antes de llegar al tiempo de descanso. La fe tuvo su premio con una gran jugada de Lucas Pérez, quien se fue sobre la línea de fondo, sirvió atrás para Luis Alberto y el ‘pishita’ no falló con un disparo potente que se alojó en la red. Minuto 40. Este gol sí que aparecía con toda justicia y hacía que en tablas se llegase al ecuador del encuentro.
Saltó a morder el equipo blanquiazul desde que se reanudó el juego y a punto estuvo Lucas de llegar a un pase en profundidad de Cani. Respondió el cuadro astur intentando meter al Depor en su área y Carmona dispuso de una oportunidad en la que mandó el balón fuera a cuatro metros de la posición de Lux.
El encuentro continuó por los mismos derroteros. El equipo corunés era mejor que su rival, lo dominaba y, aunque permitía acciones de ataque locales, la sensación era de que el choque se inclinaba hacia el lado del Depor. Luis Alberto hizo un jugadón en el 53, con un regate milimetrado y un disparo que envió a las manos de Cuéllar.
En el 58 era Sanabria quien remataba fuera después de llegar al área en una jugada a ‘trompicones’, pero el Depor pasaba de nuevo a dominar a los sportinguistas con un control casi absoluto del choque. Aunque el cuadro gijonés atacaba el coruñés daba más sensación de peligro pero no acababan de llegar las ocasiones claras.
Apareció la de Sanabria en el 77 pero su disparo se fue fuera por muy poco ante la indecisión de Lux. Respondió Lucas Pérez con un disparo a puerta en el 80 que detuvo Cuéllar. Sanabria cabeceó en el 83 fuera para avisar al Depor que el cuadro astur todavía tenía fuelle para marcar.
Los dos equipos fueron exhibiendo el cansancio lógico acumulado durante todo el partido. No obstante, en el tiempo de descuento ambos quisieron pisar el área rival, en la que se impusieron los arqueros. El choque murió como empezó, con un nuevo empate de los herculinos. A ver si contra el Betis ‘toca’.

Lo que pudo ser y no fue