Feijóo exige “alguna rectificación” y “mesura” a la Fundación Franco

Los Franco suelen desplazase en agosto a Meirás | ARchivo ec
|

Feijóo exige “mesura” a la Fundación Nacional Francisco Franco. El presidente autonómico solicitó al portavoz de la organización, Jaime Alonso, “moderación y mesura en sus valoraciones” y “alguna rectificación” sobre sus últimas palabras en relación con las visitas al Pazo de Meirás.
El representante de la FNFF señaló, en declaraciones a La Sexta, que el dictador “no fusilaba”, que las penas de muerte las “conmutaba o no en virtud de la gravedad de los delitos”, y que en los recorridos por el pazo se mostraría la “grandeza de Franco”.
Cuestionado por esta y otras intervenciones similares, Feijóo señaló que le “preocupan” porque son “absolutamente impropias”, y apuntó a que “no le hacen ningún favor a la Fundación Franco”. “Por lo tanto –continuó el presidente–pido que se extreme la cautela en las manifestaciones que está haciendo”, en tanto “una cosa es que en España cada uno tenga su opinión y haya libertad de expresión, pero lo que no puede ocurrir es que cuando se va a enseñar un Bien de Interés Cultural, como es el Pazo de Meirás, se haga determinada apología o valoraciones subjetivas que confrontan con la legislación vigente en nuestro país”, mantuvo Núñez Feijóo.
En cuanto a la petición de la organización de que la Xunta colaborase para asumir los costes para mantener abierto el Pazo de Meirás, el dirigente popular explicó que la Xunta “dijo que no, que esas cuestiones y obligaciones le corresponden al titular del BIC”.

Ley de Memoria Histórica
Los alcaldes de A Coruña y Santiago también se pronunciaron en las últimas horas sobre el comportamiento de la Fundación Francisco Franco y la postura adoptada por la Xunta.
El compostelano Martiño Noriega ironizó con la posición del Gobierno de Feijóo, que actua como “el escapista Houdini”. El mandatario municipal instó a la Xunta a ser “contundente” y “no andar con medias tintas” para garantizar que no se emplee la gestión del pazo para venerar a Franco. Para Noriega, es necesario “blindar el marco legal” y hacer cumplir “la Ley de Memoria Histórica” de diciembre de 2007.
Para Xulio Ferreiro, en el Pazo de Meirás “hay un vicio de origen sobre el que se debe actuar” y es “peligroso dejar que (Meirás) se convierta en lugar de peregrinaje de nostálgicos del franquismo donde se rinda tributo al dictador”, dijo el alcalde de A Coruña.
En términos similares se exopresó Benito Portela, quien instó a Feijóo a “elixir entre a memoria do ditador ou a memoria histórica da represión e das súas vítimas”, apostilló el alcalde de Sada.

Feijóo exige “alguna rectificación” y “mesura” a la Fundación Franco