Los expertos del Govern creen posible que un Estado catalán siga en la UE

GRA141,BARCELONA, 14/04/2014.- El conseller de Presidencia de la Generalitat, Francesc Homs (i) y el presidente del Consejo Asesor para la Transici�n Nacional, Carles Viver Pi-Sunyer (d) , durante la rueda de prensa en la que han explicado el contenido
|

El Consejo Asesor para la Transición Nacional de la Generalitat rechaza la tesis de que una Cataluña independiente quedaría automáticamente fuera de la UE y contempla como los escenarios más probables que continúe vinculada al bloque comunitario, por una cuestión de “lógica y pragmatismo”.
Es la conclusión del informe “Las vías de integración de Cataluña en la Unión Europea”, que presentó ayer el presidente del Consejo Asesor, Carles Viver Pi-Sunyer, acompañado del conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Francesc Homs, en el Palau de la Generalitat.
El conseller subrayó que es el “ejercicio más sólido, transparente y riguroso” que se hizo sobre el encaje de una eventual Cataluña independiente en la UE y ha invitado al Gobierno central a trabajar con “más rigor y menos propaganda”, porque es “evidente” que los catalanes “no divagarán por el espacio ni residirán en islas de Robinson Crusoe”, en alusión a expresiones usadas por el ministro de Exteriores y el presidente del Gobierno.
Los cuatro escenarios que prevén los expertos de la Generalitat son: la permanencia en la UE sin cambios; la salida del bloque pero con una adhesión rápida y sin dejar de aplicar en ningún momento el derecho europeo en Cataluña; la salida y la posterior integración por la vía ordinaria; o la expulsión sine die, sin ni siquiera quedar como candidata para volver a entrar.

escenarios
Para Pi-Sunyer, “no hay duda de que los argumentos que tendrán más fuerza persuasiva son los uno y dos, es decir, continuidad –en la UE– o una adhesión rápida y, mientras dure el proceso, la aplicación del derecho europeo”.
De esta manera, el “dilema” no sería tanto si Cataluña queda dentro o fuera de la UE, sino si al futuro Estado se le aplicará el derecho europeo o no y por cuánto tiempo podría darse esta situación transitoria, precisó.
El jurista restó importancia al tiempo que pudiera tardar en culminar el mecanismo de adhesión rápida, porque a “efectos prácticos” sería como seguir estando dentro de la UE.
Sin embargo, en estos dos mecanismos que el Consejo Asesor ve como más probables podría haber un veto del Estado español, ya que en ambos casos debe haber una ratificación de todos los Estados miembros.
“La tesis que afirma que una eventual Cataluña independiente quedaría automáticamente fuera de la UE y debería pedir la adhesión como tercer Estado según el artículo 49 de los Tratados no tiene ningún tipo de base jurídica sólida, como tampoco son sólidas las que dicen que se quedaría dentro”, recalcó Pi-Sunyer.
Sin embargo, para el presidente del Consejo Asesor, una salida de Cataluña de la UE, tanto para ir a la cola de la adhesión como la expulsión sine die, supondría dejar sin derechos europeos a 7,5 millones de catalanes que ya son oficialmente ciudadanos del bloque comunitario. n

Los expertos del Govern creen posible que un Estado catalán siga en la UE