En A Coruña se retiraron casi el doble de puntos de carné que en Oleiros

08 mayo 2014 página 20 / 08 febrero 2015 página 5 Culleredo.- Fotografía de un coche de la Policía Local de Culleredo con el radar para medir la velocidad de los conductores
|

A la hora de circular por las vías del área metropolitana es importante respetar las normas de la DGT y de infringirlas, hacerlo en el municipio adecuado: según las estadísticas de la DGT que manejan los Automovilistas Europeos Asociados (AEA), un infractor puede estar bastante seguro de que no se le retirarán puntos de carné en Oleiros, mientras que sí lo harán en A Coruña. Y es que según las estadísticas de 2013, las últimas que se han dado a conocer, durante ese año, la tasa de puntos retirados por conductor en el municipio oleirense fue de 0,014, mientras que en A Coruña fue de 1,515, solo por detrás de Laracha, que ocupa el primer puesto del ranking provincial, y de Santiago de Compostela, que es el segundo.
Según el presidente de AEA, Mario Arnaldo, estos datos no tiene ninguna explicación racional. Es decir, que no se trata de que los conductores de A Coruña (o que circulan por sus calles) sean peores que los de Bergondo, donde la tasa es de 0,023, Miño (0,031), Carral (0,288), Sada (0,373), Betanzos (0,578), Cambre (0,669), Arteixo (0,882) o Culleredo (1,064). Esta variedad es una muestra de un fenómeno a escala nacional.
“Hemos contrastado la población, el censo de conductores, y el número de víctimas y no guarda ninguna relación con la retirada de puntos de carné”, insiste Arnaldo, La retirada de puntos de carné se ha convertido en un sistema totalmente arbitrario, que depende sobre todo de la severidad con la que desee aplicarlo el Ayuntamiento en cuestión, que es quien señala las directrices a los agentes de la Policía Local. Como la retirada de puntos de carné no suele ser elevar los índices de popularidad, algunos regidores prefieren ser laxos en la aplicación de las normas de circulación.
 
fracaso
Esta forma irregular de aplicar la normativa ha conseguido, a juicio de AEA, que el sistema de carné por puntos sea un fracaso. “No está funcionando: nos lo quiso vender Pere Navarro (director dela DGT durante la implantación del carné por puntos) como la solución de los accidentes de tráfico, pero no es así”, explica Arnaldo.
Es cierto que la siniestralidad no ha dejado de caer en los últimos años, pero eso no significa que el sistema de puntos tenga algo que ver. “Han influido muchas más algunos factores, sobre todo las infraestructuras viarias. Las autovías de varios carriles en cada sentido consiguieron reducir el número de siniestros debido a choque frontal durante un adelantamiento. También se mejoró la seguridad pasiva y activa en los coches”, explica el presidente de la AEA.
Sin embargo, el Gobierno y la DGT siempre han hecho hincapié en las medidas coercitivas, como las sanciones, y en las campañas de prevención, como los famosos anuncios emitidos por televisión, cuyo efecto es mucho menos importante que la mejora en vehículos e infraestructuras.

En A Coruña se retiraron casi el doble de puntos de carné que en Oleiros