El presupuesto supera el último trámite antes de regresar al pleno

En la Comisión de Hacienda se abordaron diversos puntos como el informe de alegaciones
|

El presupuesto de 2020 superó ayer el último trámite previo a su regreso al pleno para debatir su aprobación definitiva, algo que se producirá pasado mañana.

El documento fue votado favorablemente en la Comisión de Hacienda por el PSOE y el BNG, mientras que el PP, la Marea y Ciudadanos se abstuvieron por diversos motivos.

El sentido del voto en la comisión no tiene que repetirse obligatoriamente en el pleno extraordinario del viernes, aunque es significativo de lo que sucedió en la reunión.

El Ayuntamiento presentó en este organismo el informe definitivo sobre el presupuesto, en el que se incluyó la desestimación de todas las alegaciones presentadas salvo las de los sindicatos, que reclamaban que se cumpliese el acuerdo al que habían llegado con el Gobierno local sobre la oferta pública de empleo y vieron cumplidas sus peticiones ya que la discrepancia residía simplemente en una diferencia a la hora de calcular el porcentaje de plazas en promoción.

Así, el Ayuntamiento está a un paso de contar con un nuevo presupuesto en vigor, aunque eso no le libró de recibir algunas críticas ayer durante la Comisión de Hacienda.

El documento será sometido a votación definitiva el viernes y podría entrar  en vigor antes de final de mes

Entre estas estuvieron las de la Marea, que reclama que no están presentes algunos aspectos acordados relativos al presupuesto del IMCE. Estos hacen referencia a dos programas de ayudas culturales así como los fondos para dotar al Festival Noroeste de una dirección artística. La formación espera que estas cuestiones se resuelvan antes del viernes, aunque no parece que vaya a ser un motivo suficiente para no apoyar las cuentas en el salón de plenos.

Mientras, el Partido Popular también propuso que se votasen por separado las alegaciones al presupuesto, algo que fue respondido con una negativa. Los populares habían presentado reclamaciones a las cuentas, pero fueron rechazadas. Además, también hubo algunas críticas a la “improvisación” en la forma de actuar del Gobierno local.

A pesar de estos aspectos, el Gobierno local llevará pasado mañana a pleno el presupuesto para su aprobación definitiva. De esta manera, y contando con que reciba los apoyos necesarios, el Ayuntamiento contará con diez meses para poder ejecutarlo.

El presupuesto es una herramienta necesaria para poder llevar a cabo actuaciones y proyectos así como facilitar la dinamización económica de la ciudad, este último uno de los principales objetivos del Gobierno local. Las negociaciones comenzaron el pasado mes de octubre y casi cinco meses después se espera que alcancen el resultado definitivo con su entrada en vigor.

El presupuesto supera el último trámite antes de regresar al pleno