Los sindicatos de Navantia anuncian medidas de presión contra la dirección

Javier Galán, ayer frente a la puerta del astillero daniel alexandre
|

El comité de empresa de Navantia Ferrol trasladó ayer a los trabajadores del astillero las medidas de presión que llevarán a cabo en las próximas semanas para que la dirección de la empresa aplique “de una vez por todas” la sentencia del Supremo que le obliga a restituir el tercer convenio colectivo.
La asamblea general celebrada ayer sucede a las reuniones parciales que los representantes sindicales han llevado a cabo con los distintos gremios, en las que se pusieron en común estos planteamientos. Ya la semana pasada el comité decidió no permitir que se realizasen más horas extras, una medida que seguirán llevando a cabo por tiempo indefinido.
El presidente del comité, Javier Galán, avanzó ayer que se llevarán a cabo otro tipo de propuestas “de no colaboración” similares a esta, aunque de momento no han trasladado a los operarios de qué se trata.
A esto se unirán otras medidas de presión dentro del astillero, “dirigidas especialmente contra la dirección de la fábrica” de Ferrol, las cuales también se están valorando y que tampoco fueron trasladadas a los trabajadores, “para mantener el factor sorpresa”, explicaron.
Lo que sí se concretó es que en las próximas semanas –”previsiblemente el próximo jueves, 16 de febrero, una fecha que está pendiente de ser confirmada por todos los centros de trabajo”– se llevarán a cabo concentraciones delante de las delegaciones de Hacienda en las ciudades donde hay centros de trabajo de Navantia. Allí, se entregará un escrito pidiendo audiencia con los responsables del ministerio para que les trasladen en la comisión correspondiente “si van a dar autorización para que se cumpla la sentencia del Tribunal Supremo” del mes de diciembre.
Además, como ya se trató en la última reunión de la coordinadora unitaria, los delegados sindicales decidieron que próximamente se concentrarán en la sede de la SEPI, al mismo tiempo que las plantillas realizan un encierro en sus centros de trabajo.

acciones
Una de las medidas que tendrán un efecto más inmediato será la de romper las tres mesas de negociación que la coordinadora unitaria tiene actualmente abiertas con la dirección de la empresa pública.
Se trata, concretamente, de la mesa de subcontratación, en la que se estaba revisando las condiciones de las empresas auxiliares; la de los técnicos superiores, donde, entre otros asuntos, se pretendía la incorporación de estos trabajadores al marco laboral regulado de la empresa; y la de igualdad. Al respecto, Galán aprovechó para criticar que los responsables de recursos humanos de Navantia no quieran reconocer la legitimidad negociadora de los delegados sindicales

Los sindicatos de Navantia anuncian medidas de presión contra la dirección