Europa aprueba dos fondos con 340.000 millones de euros para frenar la crisis

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, prevé solicitar ayuda del SURE | EFE
|

Ayer se aprobaron dos fondos, a nivel europeo, para tratar de ayudar a combatir las consecuencias económicas y sociales derivadas de la pandemia del coronavirus. Ambos fondos suman un total de 340.000 millones de euros.

Por un lado, los embajadores de los países de la Unión Europea lograron ayer un acuerdo político sobre un fondo europeo dotado con 100.000 millones de euros que concederá préstamos a los países más afectados por el Covid-19, como España e Italia, para ayudarles a costear medidas destinadas a evitar los despidos por la pandemia de coronavirus.

La iniciativa, bautizada como SURE, será adoptada formalmente por el Consejo (los países de la UE) el próximo 19 de mayo, informó esa institución en un comunicado.

El nuevo fondo permitirá utilizar la financiación comunitaria para sufragar los sistemas de empleo temporal, por los que las empresas mantienen contratados a los trabajadores aunque caiga o cese su actividad y el Estado interviene con ayudas públicas para pagar los salarios. En España se trataría esencialmente de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

El objetivo es minimizar los despidos para que la economía pueda echar a rodar cuanto antes, una vez termine la emergencia sanitaria. Los préstamos SURE estarán respaldados por el presupuesto de la UE y las garantías dadas por los estados miembros, según su participación en la Renta Nacional Bruta de la UE.

Mecanismo de estabilidad
Por otro lado, la junta de gobierno del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que integran los ministros de Economía y Finanzas de los 19 países de la eurozona, dieron luz verde definitiva a la línea de crédito de hasta 240.000 millones de euros para la pandemia, con lo que ya está operativa. 

Esta línea de crédito forma parte del paquete de medidas de liquidez acordado por la UE para ayudar a los países a responder a las necesidades más inmediatas generadas por la pandemia y su objetivo es garantizar que los países tienen acceso a financiación en términos favorables sin someterse por ello a las condiciones de un rescate tradicional. 

Los Estados que lo soliciten podrán recibir un préstamo por hasta el 2% de su PIB (unos 24.900 millones de euros en el caso de España) para cubrir costes sanitarios. 

“Como consecuencia de la pandemia y de la caída económica, los gobiernos han aumentado el gasto para abordar las necesidades sanitarias. Como resultado, los Estados miembros tendrán grandes déficits fiscales”, dijo el director gerente del MEDE, Klaus Regling. 

SURE sí, MEDE no
La vicepresidenta de asuntos económicos, Nadia Calviño, vinculó la decisión del uso de los créditos para la pandemia del MEDE a que estos permitan minimizar los costes de financiación y destacó que por ahora España se financia favorablemente por sí misma. 

El Gobierno sí prevé solicitar ayuda del fondo europeo SURE contra el paro una vez que esta herramienta comunitaria esté operativa.

Europa aprueba dos fondos con 340.000 millones de euros para frenar la crisis