La Xunta financia Unidades Formativas para que las empresas impartan cualificación

La iniciativa laboral de la Xunta se presentó ayer | patricia g. fraga
|

El director xeral de Orientación e Promoción Laboral, Alfonso Marnotes, presentó ayer la puesta en marcha de las Unidades Formativas, que permiten al tejido empresarial de Galicia, a través de las ayudas da Xunta, diseñar e impartir la cualificación que precisan, dando así una respuesta concreta a sus necesidades.
Ante, entre otros, representantes de la Confederación de Empresarios de A Coruña (CEC) y de la Asociación de Empresas de Formación da Coruña (Cecap-Galicia), así como una veintena de compañías beneficiarias del programa, señaló la flexibilidad y la capacidad de este para adaptarse a los perfiles profesionales que las empresas demandan
Las Unidades Formativas, en palabras de Marnotes, buscan apoyar al tejido empresarial en un momento en el que la Industria 4.0 y los nuevos sectores emergentes hacen preciso contar con personal cualificado.
Marnotes avanzó que el plazo para solicitar las ayudas de la segunda convocatoria del programa ya está abierto y finalizará el día 6 de agosto. La Xunta invierte cuatro millones de euros para formar a 2.400 trabajadores y personas sin empleo en 245 unidades formativas. A las unidades para parados se destinan 1,8 millones y para formar a ocupados se invierten 2,25 millones.
El Gobierno gallego, en global, apoyaá con un presupuesto de 9,5 millones a la formación de 5.600 personas a través de 577 cursos.

Primera edición
Según fuentes de la Xunta, gracias a esta primera edición de la iniciativa se pondrán en marcha, con una ayuda de 5,4 millones, un total de 332 unidades en 83 empresas gallegas para cualificar a la carta a 3.200 trabajadores y personas desempleadas.
De este modo recibirán cualificación especializada más de 1.000 personas del sector naval a través de 139 cursos; más de 800 de la automoción en 66 unidades; 430 del sector TIC por medio de 51 acciones; y cerca de 340 del metal en 31 unidades.
Asimismo, otros sectores emergentes y estratégicos de la economía gallega que contarán con una cualificación a la carta son el aeronáutico, el forestal, la piedra, el téxtil, el sociosanitario, las energías renovables, el de conservas y el vinculado al plástico y envases.
En la provincia coruñesa se llevarán a cabo 66 cursos en los que se cualificarán 577 alumnos gracias a una ayuda de cerca de 900.000 euros. Las unidades formativas se centrarán en los sectores del metal, naval, aluminio y TIC.

Características
Las principales características del programa, en el caso de los parados, son que el tejido empresarial tiene un compromiso de contratación de al menos el 40% de los alumnos que participan en la medida, por lo que en esta segunda edición un mínimo de 360 personas recibirán un contrato laboral.
La Xunta, además, apoya a las compañías en las contrataciones cuando superen el compromiso fijado del 40%. Los contratos indefinidos se financiarán con ayudas de entre 7.000 y 16.000 euros.
Las cuantías máximas se otorgarán para los colectivos con especiales dificultades para encontrar un empleo como son los parados de larga duración, mujeres, mayores de 45 años y emigrantes retornados.

La Xunta financia Unidades Formativas para que las empresas impartan cualificación