La Torre de Hércules se convierte en espacio natural de interés local

Formoso y Fraguas presentaron el sello protagonizado por A Coruña | pedro puig
|

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó ayer la orden por la que se declara de forma provisional el entorno de la Torre de Hércules como espacio natural de interés local (ENIL), una figura que permitirá proteger todavía más la zona. Ahora se abre un plazo de dos años para que el Ayuntamiento presente el plan de conservación, que es un requisito indispensable, señalan desde la Xunta, para obtener la declaración definitiva.

“É unha moi boa noticia para a cidade e desde a concellería estamos moi satisfeitos porque sempre se cumpriron os prazos requiridos pola Xunta de Galicia”, señaló la concejal de Medio Ambiente, Esther Fontán, tras conocer la publicación de la orden. En cuanto al plan que debe presentar ahora el Gobierno local, aclaró que se trata de un “manual de uso da contorna no que se deberán recoller as zonas de protección de especies tanto da flora como da fauna autóctona ou o uso de sendas principais”.

Al respecto también quiso tranquilizar a los coruñeses, asegurando que la declaracióm como ENIL no les impedirá seguir utilizando el entorno para caminar, hacer deporte o sacar a sus perros a pasear y matizó también que la playa de As Lapas también se seguirá utilizando como hasta ahora pese a la nueva calificación.

Además, Fontán también llamó la atención sobre que a la Xunta le queda pendiente todavía la declaración definitiva como ENIL de la islas de San Pedro ya que “xa se cumpriron todos os prazos requiridos e non sabemos a que están agardando”.

Por su parte, la Marea Atlántica, que fue el partido que desde el Gobierno inició la tramitación de la declaración del espacio como ENIL también se felicitó por la publicación de la orden, ya que “é un importante avance na protección dunha das áreas con maior biodiversidade da Coruña, a que se asenta aos pes do faro Patrimonio da Humanidade”. Con todo, su portavoz, María García, también se quejó de la tardanza de la Xunta en realizar esta tramitación –que se inició a mediados de 2017–, que calificó de “longa e tortuosa” y que, según ella, demostró el “desinterese” del Gobierno gallego “por implantar medidas de protección da natureza e pola cidade da Coruña”.

 

Protección

La figura del espacio natural de interés local es otorgada por la Administración autonómica a propuesta de los ayuntamientos. Estos son los que señalan que un espacio de su término municipal es merecedor de algún tipo de protección por sus valores naturales. Por ello, pese a la declaración por parte de la Xunta, la responsabilidad y la gestión de estos espacios continúa siendo municipal, de ahí la obligación de que A Coruña presente en un plazo de dos años el correspondiente plan de conservación. En el caso concreto de la Torre de Hércules, este plan deberá tener en cuenta las consideraciones hechas y recogidas en los informes sectoriales para garantizar que la gestión que se proponga para el ENIL tenga “coherencia e sexa compatible coa conservación dos valores existentes na zona”, según señalaron fuentes de la Xunta.

El espacio coruñés tiene como principales valores sus siete hábitats de interés comunitario –en sus 39,448 hectáreas–, cien especies de aves, 231 de insectos, 50 de hongos y 195 de plantas. Además, el entorno de la Torre de Hércules destaca por ser un espacio muy concurrido tanto por los residentes en la ciudad como por los turistas.

La Torre de Hércules se convierte en espacio natural de interés local