Negreira cede dos pisos de acogida a una asociación que auxilia a inmigrantes

negreira, en el centro, posã³ con lorenzo y parte del equipo de accem en su visita a la entidad quintana
|

Si hace unas semanas fue Renacer la que se hizo con un piso de titularidad municipal para poder desarrollar sus programas, ayer le tocó el turno a la Asociación Comisión Católica Española de Migraciones (Accem). El alcalde, Carlos Negreira, firmó un convenio con la entidad benéfica para la cesión gratuita de dos inmuebles del Ayuntamiento, que se destinarán a casa de acogida con el fin de ayudar a inmigrantes o emigrantes retornados.

“Parece que a la oposición no le gusta que ayudemos a los que lo necesitan”

El acuerdo se selló ayer durante una visita de Negreira y el concejal de Servicios Sociales, Miguel Lorenzo, a las instalaciones de Accem, al lado del a iglesia de San Pedro de Mezonzo. La responsable de programas de la asociación en Galicia, Carmen Vázquez, recordó que la entidad dispone en la actualidad de cinco pisos de acogida, tres en la ciudad y dos en Culleredo, en los que atienden a unas 25 personas de forma simultánea.

Al año pueden pasar por las viviendas unas 60 o 70 personas. Vázquez reconoció que tienen lista de espera, y que los pisos del Ayuntamiento les servirán para crear ocho plazas más. Creen que ninguna de las personas a las que prestan ayuda –la mayoría de origen subsahariano– duermen en la calle, y procuran mantener contacto con el refugio de Padre Rubinos y con asociaciones que disponen de albergue para impedir que nadie se quede sin un techo bajo el que pasar la noche.

 

críticas a la "caridad"

El convenio se produjo el mismo día en la oposición acusó a Negreira de dedicarse a la “caridad” con el reparto de ayudas a entidades benéficas, en lugar de atender los derechos de los ciudadanos .

El alcalde garantizó que el gobierno no deja sus funciones de lado, y considera “es una pena” que con el bipartito no existiesen estos acuerdos: “Parece que no le gusta que ayudemos a los que más lo necesitan”.

Negreira cede dos pisos de acogida a una asociación que auxilia a inmigrantes