Reportaje | Los sabores de A Coruña se casan a primera cata con la Denominación de Origen O Ribeiro

Eran poco más de las 11.30 horas cuando, después de recibir una serie de instrucciones básicas, uno de los jurados profesionales del Concurso de Tapas Picadillo se echó ayer a la calle... Lo hizo para probar y valorar las opciones de este año y también para comprobar qué vinos de la Denominación de Origen (DO) de O Ribeiro casan mejor con las ideas nacidas en los fogones coruñeses.


Los profesionales, entre los que se encontraban sumilleres de reconocido prestigio, profesionales de la gastronomía e, incluso, representantes de la DO y periodistas especializados, se dividieron en cuatro grupos para no acusar un atracón de producto y buen hacer demasiado difícil de digerir. A los que ayer contaron con la visita del presidente y la gerente del Consorcio de Turismo, Alberto Lema y Lanzada Calatayud, les tocaba valorar las propuestas de maridaje, una de las grandes novedades del certamen en los últimos años.


En general poco duraron los paseos, pues con la participación de un buen número de los 69 establecimientos registrados en la categoría de tapa y vino era difícil no tener que pasar de la calle a la mesa tras escasos pasos. La mañana dio comienzo de manera diferente para cada subgrupo. Mientras unos se aventuraban con el pescado, otros degustaron recién salido del horno el pan... de porco con encurtidos.


Hubo propuestas arriesgadas como esa y otras que se arrimaron a la tradición y a las garantías que eso da. Pero todas generaron debate entre los jurados encargados de buscar a un ganador, que se elegirá de entre los finalistas

seleccionados.
Cosas sencillas como servir una receta portuguesa con toques angoleños y guiños a Galicia se convirtió, a ojos de los jueces, en una ceremonia de color y sabor, mientras las preguntas sobre las claves de la unión entre el caldo seleccionado y la comida iban saliendo a borbotones.


La gerente de la DO se mostraba especialmente interesada, porque en ello va la correcta promoción de un vino que tiene cada vez más presencia en A Coruña y que vive un momento de éxito.

Vinos cada vez conocidos
Propuestas como el Finca Viñoa, el Cunqueiro III o el Tostado da Costeira surgieron al abrigo de pequeñas creaciones como un tartar de albacora con un punto travieso a base de maíz tostado, de los de paquete de toda la vida que encantan a los jóvenes. El repollo o los sacos con sorpresas marinas también jugaron en esa ruleta rusa de la combinación de sabores que debe funcionar para las papilas gustativas del que prueba y anota sus impresiones.
Hubo muchas y para todos los gustos dado que la empresa organizadora del concurso pidió unas pinceladas sobre las sensaciones que generaba cada tapa tanto por su sabor, como por su presentación, por su elaboración y, por una cuestión fundamental para el consumidor final, si el precio marcado se ajustaba a los bolsillos más exigentes. Lo que mayor importancia cobró fue el maridaje perfecto con los ribeiros.


En una realidad en la que los programas de cocina asaltan la televisión y los grandes cocineros han alcanzado fama a nivel de muchas estrellas del rock hay planes como este, que ni los coruñeses ni los turistas pueden dejar escapar. Cualquier cliente puede tener su implicación en el jurado del Concurso de Tapas Picadillo apostando, con su voto, por la creatividad de unos chefs o por la fidelidad a la tradición de otros.

Sorteo para el público
El público es el que decide uno de los premios y, de rebote, puede obtener una compensación tan jugosa como una buena tapa regada con un vino de calidad a media mañana. Este año el Consorcio de Turismo y el Ayuntamiento sortearán entre las personas que participen siete comidas y cenas en establecimientos ganadores y cinco vales de compra de 50 euros para utilizar en los mercados municipales.


También estarán en juego cuatro bonos de Termaria en Familia, una noche en un hotel de la ciudad, y cuatro premios dobles para una ruta en velero. Demasiado sabroso como para no decidirse a probarlo... Las creaciones estarán disponibles hasta el domingo en los 69 establecimientos. Este año la afluencia de público se ha disparado, por algo será.

Reportaje | Los sabores de A Coruña se casan a primera cata con la Denominación de Origen O Ribeiro

Te puede interesar