El número de contagios sigue disparado a una semana del fin de las vacaciones

Vista de un bar cerrado en Tielmes, donde la Comunidad de Madrid aplicó medidas extraordinarias para frenar la pandemia | f. villar
|

El ritmo de propagación de nuevos contagios por el Covid-19 se disparó en prácticamente la totalidad del país a una semana del fin de las vacaciones de verano, con algunas comunidades duplicando e, incluso, triplicando los niveles a los que habían llegado al término del confinamiento por el estado de alarma.

En los últimos cuatro días, los contagios superaron el millar cada día en Cataluña y en Baleares los casos activos se prácticamente triplicaron en dos semanas, hasta los 1.741.

También se incrementó el número de ingresos en las UCI, aunque por ahora la presión asistencial no llegó a colapsar servicios. Lo mismo ocurre con las muertes y en este sentido, Cataluña sumó ayer 16, mientras Andalucía acumula 20 fallecidos en la última semana y Asturias registra su primer muerto en casi un mes.

La aparición incesante de nuevos brotes en todo el país llevó a establecer medidas específicas de aislamiento para localidades concretas en diferentes autonomías, como Extremadura o Castilla-La Mancha en las últimas jornadas, a las que ayer se unieron la Comunidad de Madrid, que clausuró la hostelería e instado al confinamiento voluntario de los vecinos de Tielmes.

El Gobierno madrileño tomó esta decisión tras comunicar la noche de este sábado cinco nuevos brotes, uno de ellos en el hospital Gregorio Marañón.

Estas medidas excepcionales volvieron a encontrarse ayer, como pasó en días previos, con el bloqueo de un juez. Así, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Ciudad Real rechazó varias de las medidas adoptadas por la Administración sanitaria castellano-manchega para hacer frente a la pandemia en Campo de Criptana, como ya hiciera el sábado el caso de la localidad de Alcázar de San Juan.

A diferencia de lo ocurrido allí, en Castilla y León otro magistrado ratificó todas las medidas de aislamiento ordenadas por la Administración en Cantalejo y Carrascal del Río, en Segovia.

Asimismo, la prohibición de la actividad en prostíbulos y la venta de alcohol entre las 22:00 y las 8:00 horas excepto en la hostelería, entraron ayer en vigor en Castilla La Mancha.

Pese a las medidas impuestas por las comunidades, la situación a la que llegan las autonomías, al fin de las vacaciones varía.

En el caso de Andalucía,  se registraron en las últimas 24 horas un total de 593 nuevos positivos y dos fallecidos, según los datos de la Consejería de Salud. Acumula 20 fallecidos desde el 16 de agosto y mantiene 267 pacientes ingresados, 36 de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Por su parte, Aragón notificó 272 casos, una cifra que se redujo un buena medida frente a los 699 que llegó a marcar el 7 de agosto, pero que multiplica los 33 que tenía al cierre del estado de alarma.

Asturias notificó ayer la primera víctima mortal por coronavirus en los últimos 26 días y 26 nuevos casos de contagio. Acumula más de medio millar de contagiados tras el fin de la alarma, aunque es la comunidad con la incidencia acumulada más baja.

Mientras, los casos positivos en Canarias aumentaron en 293 en las últimas 24 horas, al igual que en Cantabria, que registró 105 nuevos positivos.

Por su parte, la Junta de Castilla y León confirmó ayer un brote en el municipio vallisoletano de Torrelobatón.

Asimismo, dieciséis personas fallecieron en las últimas horas en Cataluña, donde solo ayer se notificaron 1.168 contagios. Además, hoy se reactivará la realización de pruebas masivas de PCR en algunos barrios con el objetivo de detectar casos de personas asintomáticas.

Extremadura superó ayer el centenar de nuevos contagios (102) y declaró dos nuevos brotes y por primera vez en los últimos tres días, no se registró ningún fallecido. Además, esta región cuenta con cuatro núcleos de población en fase 2 de desescalada, tres de ellos con aislamiento social.

Por su parte, Murcia notificó 259 nuevos contagios de coronavirus. En esta autonomía permanecen en aislamiento domiciliario 1.935 contagiados y están ingresados en hospitales 120, cuatro de ellos este sábado.  

Asimsimo, el País Vasco contabilizó en las últimas horas otros 661 casos positivos, la tercera cifra más elevada desde el inicio de la pandemia tras la registrada el pasado jueves (724) y el 25 de marzo (723) en pleno período de confinamiento.

Mientras, los actos sociales en el municipio riojano de Alfaro tras la suspensión de sus fiestas patronales provocaron hasta nueve casos y más de un centenar de personas confinadas.

Asimismo, entre el 1 al 22 de agosto se registraron 270 brotes de coronavirus en la Comunidad Valenciana con un total de 1.274 contagiados.

El número de contagios sigue disparado a una semana del fin de las vacaciones