Culleredo solicitará a Fomento que le ceda la gestión del tramo municipal de la carretera N-550

05 diciembre 2013 Culleredo.- Culleredo encenderá sus luces en la tarde de hoy, con especial importancia en sus núcleos más poblados como O Burgo, Vilaboa, Fonteculler y O Portazgo
|

El Ayuntamiento de Culleredo solicitará al Ministerio de Fomento que le ceda la gestión del tramo municipal de la carretera nacional N-550.
Según fuentes del equipo de gobierno, que preside Julio Sacristán, este apuesta por la gestión directa de las carreteras, que aún siendo de propiedad de otra administración, tienen un definido carácter urbano.
De esta forma, aunque el mantenimiento implique gastos para la administración local, logrará adaptarlas al máximo a las necesidades de los vecinos, que las usan a diario.
Y este es el caso de la N-550, que especialmente en el núcleo de Vilaboa funciona como vía eminentemente urbana.
El hecho de estar considerada una vía nacional supone el requerimiento de los informes perceptivos del Estado para poder acometer desde el Ayuntamiento actuaciones de regulación del tráfico o del estacionamiento.
Esto choca con el carácter residencial de la vía, por lo que su traspaso a Culleredo lo permitiría, propiciando una intervención más rápida.
Por ese motivo, el gobierno municipal elevó el asunto al pleno de la corporación, con objeto de formalizar la petición ante el Ministerio de Fomento, que el pasado jueves ya acordó por mayoría iniciar la solicitud.
El Ayuntamiento afirma ser conocedor de que Fomento ve con buenos ojos el traspaso. El ministerio lo condiciona a disponer de una alternativa por vía nacional para el tramo que se cedería, por lo que la apertura completa de la Tercera Ronda será necesaria para completar el traspaso.
Esta misma estrategia la planea seguir Culleredo con la AC-211, que enlaza A Pasaxe con el puente de O Burgo. Una vez que finalicen estas obras se podrá realizan el traspaso. Además, ya está acordado en el caso de la AC-215, avenida de Electo Carballo, que une O Portazgo con la rotonda de Fonteculler.

diputación
La iniciativa del Ayuntamiento cullerdense tiene precedentes ya que el pasado año el regidor se reunió con el presidente de la Diputación, Diego Calvo, para solicitarle la permuta de varias carreteras por criterios de lógica como el servicio que ofrecen a los usuarios.
Es decir, existen carreteras provinciales que hoy en día forman parte de la trama urbana municipal. Y viceversa, hay carreteras gestionadas por el Ayuntamiento pero inmersas en infraestructuras de la Diputación.

Culleredo solicitará a Fomento que le ceda la gestión del tramo municipal de la carretera N-550