Un acusado de estafa declara en A Coruña que devolvió casi todo el dinero

Vista de la fachada de la Audiencia Provincial de A Coruña, donde se celebró el juicio efe
|

Un acusado de la presunta comisión de un delito de estafa continuada en el área metropolitana de A Coruña, entre los años 2008 y 2012, ha declarado hoy ante la sala que lo juzgó que nunca pidió dinero para viviendas o trabajos, sino para crear negocios que no salieron bien, pero que lo devolvió casi todo.
La sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña ha acogido este martes la vista oral contra este hombre y su presunta cómplice, para los que el fiscal pide seis años de prisión y 19 meses de cárcel, respectivamente, mientras que las acusaciones particulares elevan las penas a ocho y dos años.
En el caso de él, ha sido acusado de haber solicitado dinero a terceras personas para comprarles pisos que supuestamente estaban embargados o para conseguirles trabajo, algo que el fiscal piensa que no podía hacer y las supuestas víctimas lo refrendan.
En estas transacciones se habría quedado al final con 245.000 euros, un negocio en el que la acusada era presuntamente su cómplice ya que se habría hecho pasar por representante de una empresa o secretaria judicial, a fin de dar mayor veracidad a todo el proceso.
Durante el juicio celebrado hoy, ella ha reconocido haber llamado a las víctimas, aunque ha dicho que fue engañada para contactar con personas bajo el pretexto de que servía para "buscarles trabajo".
Por su parte, el acusado ha confesado que hizo las transacciones de las que se le acusa, pero en ningún momento para comprar pisos o para encontrar empleos, sino para "montar negocios", que al final no salían bien, ha relatado.
De hecho, en varias ocasiones recibió altas cantidades, como 54.000 o 66.000 euros, que guardó en su casa y, como no salieron las cosas como pensaba, las devolvió íntegras de la misma manera que las había recibido y sin llegar a tocar un céntimo.
Ha negado haber devuelto las cantidades de unos con las que le daban otros y ha apuntado a su divorcio, además de a otros problemas, como causas de su insolvencia final, que generó las deudas.
Los tres testigos que han pasado hoy por la sala han confirmado sus denuncias y han dicho que el acusado les prometió viviendas sobre las que supuestamente tenía información privilegiada y trabajos que nunca llegaron.
Para ello les pedía, según ellos, cantidades de dinero con préstamos firmados con contratos privados, aunque luego había problemas con los pagos.

Un acusado de estafa declara en A Coruña que devolvió casi todo el dinero