Los trabajadores de Alcoa piden al Gobierno que declare nulo el ERE

El comité de empresa, a la salida de una reunión con Inspección de Traballo | pedro puig
|

Aunque el presidente del comité de empresa de la fábrica de Alcoa, Juan Carlos López Corbacho, valora el frente común de las administraciones municipales, autonómicas y central en la reunión del jueves en Madrid para pedir la retirada del ERE, también anima a aplicar la ley si Alcoa no dialoga. Corbacho insiste en que el proceso de negociación del ERE finalizará en 20 días, por eso pide celeridad al Gobierno central. “Hay que pasar a la acción, el Gobierno tiene que actuar”, insiste.
Los 370 trabajadores quieren que el Ministerio de Trabajo actúe ante las denuncias que los sindicatos ya han presentado por “vulneración” de la legislación en el proceso de presentación del ERE, de  la que no se celebró el debido período de reflexión. Corbacho está seguro de que existen motivos suficientes para suspender el expediente por eso, en su opinión, la multinacional americana, “si es inteligente debería cambiar su postura”.
Si no lo hace,  pide que se intervengan las plantas para abrir un período de negociación de 18 meses de cara a su venta. En cuanto al paquete de medidas anunciado por el Gobierno para ayudar a la industria electrointensiva a combatir el coste energético, Corbacho insta a que no se den ayudas si no existe por parte del gigante de aluminio ningún compromiso de futuro. “No se puede permitir que ninguna multinacional, con ayudas, en un momento dado pueda despedir a su plantilla”, declaró. Tanto la de A Coruña, como al de Avilés, que también está amenazada por el cierre. 
 En cuanto a nuevas movilizaciones, Corbacho ha explicado que combinarán las protestas reivindicativas con otros actos solidarios. Si las condiciones meteorológicas se lo permiten, hoy llevarán a cabo una concentración en la zona de la Torre de Hércules, a partir de las 12.00 horas.
En el plano político, el delegado de Gobierno, Javier Losada, aplaudió “el apoyo de la Xunta a la propuesta de unidad del Gobierno para evitar el cierre de las factorías de Alcoa”, mientras que el portavoz de En Marea, Luís Villares, apuntó que el objetivo principal de las administraciones debe ser paralizar el ERE anunciado por la empresa, ante la que no ha de cederse a “chantajes”. En la misma línea, la líder del BNG, Ana Pontón,  remarcó que “con el ERE encima de la mesa no se puede negociar nada”. Por su parte, para el socialista Xoaquín Fernández Leiceaga, la situación es “de urgencia”. l

Los trabajadores de Alcoa piden al Gobierno que declare nulo el ERE