La flota permanecerá amarrada hasta que logre una reunión con la consellería

más barcos se unieron ayer al paro y la mayoría permanencen amarrados en linares rivas javier alborés
|

El paro del arrastre, la volanta y el palangre comenzaba de forma improvisada y sin fecha límite y así continuará hasta que logren una reunión con las administraciones. Al menos eso es lo que transmiten desde el sector.

Ayer fue un día cargado de reuniones entre los armadores para lograr más apoyo del sector y conseguir la intervención de las administraciones. La primera parte la están consiguiendo. Según los armadores coruñeses han logrado que se les unan los tres barcos del arrastre de Marín y Bueu que seguían trabajando y seis de la volanta en Cedeira, por lo que esta flota ya ha parado al 100%, como el palangre. Les faltaba aún el compromiso del cerco que tenía previsto celebrar una asamblea por la tarde.

 

permisos

En cuanto al contacto con las administraciones parece que han obtenido un compromiso de la Consellería do Mar para escuchar sus demandas el miércoles, pero no hay ninguna cita confirmada formalmente. Hasta entonces, está previsto que los barcos continúen amarrados en Linares Rivas, al tiempo que iniciarán las primeras movilizaciones. La flota quiere celebrar una concentración el lunes delante de la Delegación del Gobierno, pero todavía están esperando el permiso.

A los que no han conseguido convencer es a la bajura y a las artes menores. Los primeros, representados entre otros por la agrupación Arcopeba admiten que está de acuerdo con algunos de los motivos de la huelga como el carné por puntos o la escasez de cuotas pesqueras, pero su presidente, Manuel Iglesias, afirma que no se pueden permitir amarrar. “Les entendemos, pero ahora no es el momento para parar”, señala, y es que denuncia que debido a los temporales continuados llevan prácticamente tres meses sin faenar con normalidad. “La bajura no va a parar porque no puede, pero además tenemos que hacer algo bien organizado con todo el sector: exportadores, minoristas...”, declara Iglesias, que denuncia la forma en la que se acordó este amarre.

Aún más crítica es la agrupación Asoar-Armega, que asegura que ni si quiera se le convocó a las asambleas de ayer. Su presidente, Luis Rodríguez, acusa a los armadores de litoral de realizar este paro para presionar al Gobierno y conseguir más cuota en el reparto que se estaba negociando desde el jueves en Madrid y en el que, según Rodríguez, salen desfavorecidos, entre otras cosas porque al arrastre se le permite salir antes a la costera. El lunes ya podrá buscar caballa en el Cantábrico noroeste –el resto de artes tendrá que esperar al miércoles– y de ahí que el representante de las artes menores dude de que el paro se mantenga para entonces al 100%.

 

ventas

El amarre no afectó de forma importante a la lonja de A Coruña que en la mañana de ayer aún pudo subastar el pescado que habían traído consigo la flota de litoral. Según los presentes hubo menos pescado al no salir las bacas del día, pero por el momento no se ha notado el desabastecimiento.

Será a partir de hoy cuando en El Muro se reduzca la oferta. En principio solo llegará el pescado de bajura y de forma puntual podría amarrar algún buque de altura, pero no así el litoral incluyendo en este apartado no solo a la flota de A Coruña si no también de los puertos cercanos que descargan en la ciudad.

 

La flota permanecerá amarrada hasta que logre una reunión con la consellería