Un hombre que tenía una orden de alejamiento mata a su mujer en Lepe

GRAF5511. LEPE (HUELVA), 07/07/2018.- Traslado del cuerpo de la joven de 24 años de nacionalidad rumana que ha fallecido hoy supuestamente, a manos de su pareja, tras una discusión, en Lepe. EFE/Julián Pérez
|

Una mujer de 24 años murió ayer en Lepe (Huelva) presuntamente a manos de su marido, que tenía una orden de alejamiento después de una denuncia previa por violencia machista, y que huyó del domicilio familiar tras cometer el crimen.
En torno a las 08.30 horas, una vecina de la pareja vio salir al presunto agresor, de 33 años, tras escuchar gritos en la casa. Al entrar, encontró a la mujer en el suelo con varias heridas de arma blanca, la más grave, en el cuello, según fuentes de la investigación.
El presunto autor de los hechos se encontraba al cierre de esta edición en paradero desconocido tras huir en un coche propiedad de su hermano, que vivía junto a su pareja con el matrimonio.
La víctima había decidido separarse de su marido, con quien tenía dos hijas de 2 y 5 años, hacía unas semanas. El pasado 17 de junio presentó una denuncia por violencia de género en la Comandancia de la Guardia Civil de esta localidad. El Juzgado de Ayamonte concedió a la joven una orden de protección, con prohibición hacia su expareja de acercarse a menos de 200 metros.
La Junta de Andalucía se ha hecho cargo de las dos hijas del matrimonio, una de ellas nacida en Buzau (Rumanía) –localidad natal de la fallecida– y la otra en Huelva. Ambas han quedado tuteladas en un centro de protección de menores tras recibir asistencia psicológica.

Protocolo
A las niñas se las ha aplicado el protocolo de urgencia para estos casos, que supone derivarlas a una vivienda con profesionales que cuidarán de ellas hasta que sean acogidas definitivamente por una familia o entregadas a los familiares de la víctima en Rumanía.
Este caso eleva a veinte el número de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, expresó su “apoyo y solidaridad” a la familia de la fallecida y se comprometió a poner “todo el esfuerzo y los recursos necesarios” para acabar con el machismo criminal.
En un mensaje en su cuenta oficial en Twitter y con la etiqueta a #NuncaMás, Sánchez apeló a acabar “con este horror” y garantizó el esfuerzo de su Ejecutivo para poner fin a esta lacra.
Por su parte, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, lamentó el asesinato y afirmó que “la rabia y el dolor no pueden llevarnos a la impotencia”, sino a hacer frente a la violencia de género “todos juntos”. 
La joven asesinada llegó a Lepe en 2014 para trabajar en la recogida de la fresas, aunque decidió quedarse a vivir en la localidad con su pareja, con la que entonces ya tenía una hija.

Un hombre que tenía una orden de alejamiento mata a su mujer en Lepe