Bershka elige los entresijos de los conciertos como concepto en su tienda de la plaza de Lugo

|

El grupo Inditex inauguró ayer, de forma oficial, la nueva imagen de su tienda Bershka de la plaza de Lugo que responde al concepto “stage”. El cambio ya estaba implantado en las otras cuatro tiendas de la provincia y en unas cien a nivel mundial, si bien en el céntrico establecimiento se han incorporado novedosos sistemas minimalistas que se estrenan en esta ubicación especial para la empresa. Para la puesta de largo de la primera gran reforma de este Bershka, la compañía organizó una masiva fiesta para premiar la fidelidad de los clientes. 
El renovado Bershka de la plaza de Lugo reabrió sus puertas el pasado viernes, pero fue ayer cuando Inditex quiso celebrar con sus clientes el estreno de la imagen “stage”. En el comercio la enseña sigue la estela de otros locales reestructurados previamente en los que toma protagonismo la estética propia de los conciertos y, de forma fundamental, del backstage de estos eventos. 
Tanto es así que precisamente ayer por la tarde se organizó una sesión con los DJ Miqui Brightside y Bravo Fisher!&Luceral, catering, premios en forma de pases para una posterior fiesta más exclusiva en el Playa Club y la presencia de reconocidas blogueras e influencers de la ciudad. 
Desde el departamento de comunicación de la firma explicaron que la reforma responde a los valores de la misma que son “música, juventud, tecnología, sostenibilidad y, sobre todo, moda”. 
Por ello, el “stage” recuerda a los entresijos de un concierto, dado que incluso se copia en los techos la estructura que suele soportar los focos y altavoces en este tipo de celebraciones. El “truss” de la plaza de Lugo rodea todo el local –en sus dos plantas– y es el sistema sobre el que se “suspenden los altavoces, las cortinas de terciopelo rojo y la iluminación”. 

Pantallas invisibles
Otra de las cuestiones que destacó el equipo fue que, gracias al minimalismo con el que se ha trabajado, las estructuras y los muebles son “flexibles y versátiles para permitir adaptarse a cada campaña”. Una novedad a mayores son las escaleras mecánicas, que dotan de mayor amplitud al espacio: abajo se encuentra la línea más joven y la oferta masculina y arriba, al nivel de la peatonal, la colección dirigida a un público entre los 17 y los 25 años. 
Aunque la misma propuesta decorativa viene rodando por distintos puntos desde 2015, en A Coruña se han incorporado unas “pantallas transparentes minimalistas” que se ven o desaparecen en función de la posición del público. De cara a los empleados se han instalado una especie de tablets por módulos en las que se programan imágenes de las prendas expuestas y sus precios. 
Esta nueva imagen se seguirá implantando a nivel internacional y en el resto de Galicia en los próximos años para en un ciclo de más o menos cinco años iniciar otra renovación que permita adaptarse a los tiempos. l

Bershka elige los entresijos de los conciertos como concepto en su tienda de la plaza de Lugo