Baltar accede a convocar un pleno para explicar la denuncia contra él

El Ideal Gallego-2015-10-30-026-b50d87e8_1
|

El presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar Blanco, accedió ayer finalmente a convocar un pleno extraordinario para dar explicaciones sobre la denuncia presentada por una mujer ante la Fiscalía en la que relata que el dirigente popular le pidió sexo a cambio de una plaza fija en la institución provincial.
Se trata de su reacción al plante de la oposición en bloque en la sesión plenaria de ayer, pues tanto el PSOE como Democracia Ourensana y el BNG abandonaron el salón ante la negativa del grupo mayoritario de debatir una moción sobre este asunto.
Y es que, como argumentó el propio Baltar tras el pleno, la denuncia contra él se ciñe, únicamente, al ámbito “personal” y no tiene relación con la Deputación ourensana ni con su cargo. Al contrario, la oposición puso el foco en la vertiente laboral del caso, que sí interesa a la ciudadanía y que compete a la institución provincial.
De este modo, se refirió tanto al supuesto ofrecimiento de una plaza fija a cambio de sexo como a las grabaciones en poder de “eldiario.es” en las que Baltar menciona la posibilidad de modificar las notas en un procedimiento de selección de personal para darle entrada en el Pazo Provincial.
Vista la reacción de los tres grupos de la oposición, que formalizaron la petición de un pleno extraordinario para debatir sobre todas estas cuestiones, finalmente el presidente provincial accedió y fijó la cita para el martes a las 10.00 horas.
Por su parte, el titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, seguirá la evolución judicial de la denuncia contra Manuel Baltar y esgrimió que lo “constatable” es que el líder del PP ourensano “no delinquió” como “pretendía” la denunciante.
Al término del Consello da Xunta, argumentó que, sobre la mesa, está “una denuncia”, no una “sentencia” ni de una “decisión de investigación o imputación”, porque “no hay ningún tipo de procedimiento ni pronunciamiento judicial”. “Hay una denuncia con una versión que la persona denunciada dice que no ocurrió en ningún caso y que actuará para defender su honor”, señaló.
En esta situación, se reafirmó en que “hay que ver cómo evoluciona esa denuncia y cuál es la decisión de la Fiscalía”, para después “formar opinión” sobre la situación de Baltar, quien ya dijo que no dimitirá, y trasladarla a los ciudadanos. Así, “sigue con interés” un caso en el que, ha insistido, “se habla de lo que dice una persona y la negación de todos los hechos por parte de otra”.
Preguntado sobre el contenido de las grabaciones en las que, entre otras cuestiones, da a entender que puede cambiar notas en procesos selectivos, el presidente gallego replicó que “no” las ha escuchado y que “lo transcrito” que sí leyó “no dice eso”. “No digo que esté o no”, apostilló.
Dicho esto, apeló a reflexionar sobre la presunción de inocencia de los políticos. “Estoy de acuerdo con que un político no tenga la misma presunción de inocencia que otro ciudadano, pero sí tiene un mínimo. Porque si lo denuncia a usted una persona, usted la tiene toda, si me denuncia a mí, yo tengo menos, pero alguna tengo, y un mínimo cuando se da una denuncia contra un político, la habrá”, dijo.
Ante la insistencia sobre la posibilidad de alterar notas en una oposición, el presidente replicó que, “de ser cierto, nadie puede estar de acuerdo”, pero indicó que debería ser “la persona que las hizo” la que “aclare qué quiso decir”.

Baltar accede a convocar un pleno para explicar la denuncia contra él