Un contenedor disminuye la visibilidad y dispara el riesgo de atropellos en el Agra

Los conductores no pueden ver a los peatones antes de empezar a cruzar quintana
|

Representantes vecinales de la plaza del Comercio denuncian que un contenedor de recogida de ropa situado justo delante de un paso de peatones y en el borde de la acera dificulta la visibilidad de los conductores y ha creado varios incidentes que pudieron acabar en atropello, aunque afortunadamente ninguno terminó con víctimas.
Esta situación comenzó la semana pasada, explican, cuando este contenedor fue trasladado desde un lugar próximo en la rotonda anexa, punto en el que no obstaculizaba a ningún conductor. Además, este espacio anterior ahora es ocupado normalmente por los usuarios de motocicletas y furgonetas que aprovechan este lugar para estacionar sus vehículos.
El problema más grave, apuntan, es la pérdida de visibilidad para los conductores que acceden a esta rotonda desde la plaza del Comercio. El contenedor, situado en la acera izquierda según el sentido de la circulación, está justo delante del paso de cebra y al borde de la acera, lo que obstaculiza la visión a los conductores, que no pueden ver con claridad si hay alguna persona preparada para cruzar la calzada.
Desde que se produjo este cambio de emplazamiento se han registrado varios incidentes, el más grave la semana pasada ,cuando un vehículo estuvo a punto de atropellar a un menor que cruzaba por la zona indicada para ello.
Los representantes vecinales de esta zona del Agra del Orzán solicitan al Gobierno local que el contenedor vuelva a su ubicación anterior o se sitúe en otra en la que no se puedan repetir este tipo de situaciones peligrosas para los peatones.
Al peligro que supone la ubicación de este depósito destinado a donar ropa, se añade que en la parte de acera entre el contenedor y la zona destinada al aparcamiento, antes del paso de peatones, es habitual la presencia de vehículos estacionados, reduciendo todavía más el campo de visión para los conductores antes del paso.

vuelta al pasado
Esta situación tampoco es algo novedoso para los vecinos de la zona, ya que antes de la reforma de la plaza sucedía la misma situación con un armario destinado a la electricidad. La rehabilitación del lugar terminó con este problema, aunque ahora ha surgido un competidor más grande y más peligroso para la seguridad de los ciudadanos.
Este problema se une a otro también relacionado con los vehículos. Los vecinos de la zona reclaman que en algunos de los giros de la plaza en forma de herradura se pinten líneas amarillas que impidan el estacionamiento de vehículos. El motivo es que los camiones, por ejemplo los de recogida de la basura, tienen graves dificultades para tomar las curvas y finalmente se suben a las aceras.

Un contenedor disminuye la visibilidad y dispara el riesgo de atropellos en el Agra