La Xunta obligará a los bancos y la Sareb a declarar sus inmuebles vacíos

23/12/2015 13,00 h. O presidente da Xunta, Alberto Núñez Feijóo, comparecerá en rolda de prensa para dar conta dos asuntos tratados na reunión do Con sello. Na sala de prensa de Consello. Foto xoán crespo ECONOMIA
|

El Gobierno gallego obligará a las entidades financieras, así como a sus filiales inmobiliarias, y a la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) a comunicar todas las viviendas vacías de las que disponen con más de 10.000 habitantes bajo una amenaza de sanción de hasta 3.000 euros por inmueble si se incumple este precepto.
El decreto que regulará este censo, aprobado en el Consello de la Xunta de ayer, también permitirá inscribir todos los inmuebles que se encuentren en municipios de menos de 10.000 habitantes y las del resto de propietarios de viviendas vacías.
Según explicó el presidente, Alberto Núñez Feijóo, este censo permitirá al Gobierno autonómico disponer de una información completa sobre el parque de viviendas vacías en la comunidad para realizar una “mejor” planificación social de la política de vivienda y buscar soluciones para los gallegos que se vean en situación de desalojo.
En todo caso, Feijóo garantizó que no se busca el “conflicto judicial”, sino disponer de la información completa para intentar sellar este tipo de acuerdos y mejorar las políticas de vivienda. “No vamos a generar un conflicto judicial expropiando viviendas; ese no es nuestro objetivo, nuestro objetivo es alcanzar acuerdos”, subrayó.
Así, el decreto prevé la posibilidad de firmar acuerdos de colaboración entre la Xunta y los propietarios con el fin de destinar las viviendas inscritas a atender a personas afectadas por procedimientos de ejecución hipotecaria o por desahucios por impago de rentas de alquiler.
También contempla la intermediación del Gobierno gallego entre propietarios y demandantes de vivienda, facilitando fórmulas de concertación de arrendamientos o adquisición.
Del mismo modo, las viviendas inscritas en el censo podrán ser utilizadas en los programas de fomento del alquiler que desarrolle la Xunta o las administraciones locales, siempre con el previo consentimiento de los propietarios.
Por otra parte, las viviendas de uso turístico en Galicia deberán dotarse de unos servicios mínimos como alquilarse completas, estar “suficientemente amuebladas”, tener calefacción en todas las dependencias, contar con un teléfono de atención 24 horas, servicio de asistencia y mantenimiento del inmueble, así como hojas de reclamación.
Feijóo anunció ayer la remisión al Consello Consultivo por el que se establece la ordenación de los apartamentos turísticos, viviendas turísticas y viviendas de uso turístico, en el que la principal novedad es la creación de esta última categoría con unos requisitos mínimos.
Al término de la reunión semanal de su Ejecutivo, el presidente subrayó que esta norma y la creación de la categoría de viviendas de uso turístico pretende erradicar los problemas como el intrusismo.

La Xunta obligará a los bancos y la Sareb a declarar sus inmuebles vacíos