La nueva cúpula del PDeCat anuncia que se lo pondrá “más difícil” a Pedro Sánchez

|

La nueva dirección del PDeCat, elegida en la asamblea que el partido celebró este fin de semana y alineada con el expresident Carles Puigdemont, advirtió ayer al Gobierno de Pedro Sánchez de que a partir de ahora se lo pondrá “más difícil”.
Así lo planteó la diputada en el Congreso y nueva vicepresidenta del PDeCat, Míriam Nogueras, que a partir de ahora hará tándem con David Bonvehí, elegido presidente del partido, dos nombres de estricta confianza de Puigdemont, que en el cónclave que se clausuró el domingo consiguió apartar de la dirección a la hasta ahora coordinadora general,
Marta Pascal.

Apoyo a la moción
Precisamente fue Pascal, en contra del criterio inicial de Puigdemont, una de las principales valedoras del apoyo del PDeCat a la moción de censura que llevó a Sánchez a la Moncloa.
Al ser preguntada si, con esta nueva dirección y con el PDeCat enfocado a sumarse a la Crida Nacional per la República de Carles Puigdemont, Sánchez lo tiene “más difícil”, Nogueras respondió con un “sí” rotundo.
“No porque tengamos que hacer las cosas diferentes, sino porque ahora nosotros estamos ordenados y nos hacía falta ordenarnos”, añadió en declaraciones a Catalunya Rádio, donde coincidió con Bonvehí.

Decisiones conjuntas
Nogueras indicó que las decisiones sobre el Congreso –donde hasta ahora Carles Campuzano y Jordi Xuclá eran los hombres fuertes del PDeCat– las tomarán en el marco del partido “juntos” y de forma “coordinada”, dentro de una estrategia que no ha detallado.
En todo caso, desdeñó cualquier oferta del Estado que pase por un nuevo Estatut, porque, argumentó, “ya tenemos uno y no lo votamos nosotros”, ya que fue modificado por el Tribunal Constitucional, al tiempo que remarcó: “Tanto da quien gobierne
en Madrid porque no nos regalarán nada”.
No obstante, la consellera y portavoz del Govern, Elsa Artadi, subrayó que, como ERC y PDeCat fueron “cruciales” para que el presidente Pedro Sánchez ganara la moción de censura, sus votos “se tienen que hacer valer”, si bien deben ser “coherentes”
con las relaciones entre Generalitat y Gobierno.
La consellera, diputada de JxCat que no milita en el Partit Demócrata, indicó que existe “coordinación” en la acción política del Govern de JxCat y ERC y de los parlamentarios de Esquerra y el PDeCat en la Cortes.
Por su parte, la portavoz del Govern, Elsa Artadi, recalcó ayer que los votos de los dos partidos independentistas catalanes en el Congreso, el PDeCat y ERC, son “cruciales” para la estabilidad del Gobierno en la Cámara Baja.
“Pedro Sánchez no podría ser presidente sin el apoyo del PDeCat y ERC. Esto se traslada en que los votos de estos dos grupos son cruciales. Se tienen que hacer valer y ser coherentes con la situación de las relaciones entre Cataluña y el Estado”, explicó en rueda de prensa.
Lo dijo al ser preguntada por si los cambios en la dirección del PDeCat –con la salida de Marta Pascal como líder del partido– de este fin de semana afectarán negativamente al diálogo entre la Generalitat y el Gobierno central y al apoyo que los grupos prestan a Pedro Sánchez en el Congreso.

Propuesta
Artadi se limitó a decir que siempre existió “coordinación” entre el Govern y sus grupos en el Congreso y que seguirá existiendo, y aseguró que se abordan siempre todos los temas, incluido en su día el de la moción a Mariano Rajoy.
La portavoz del Govern de Torra ha visto con buenos ojos que ERC haya propuesto ayer que todas las fuerzas independentistas dialoguen para encontrar una “estrategia común” para lograr hacer real una república catalana.
“Todo el mundo tiene derecho a expresar como ve el camino a seguir hacia la independencia”, resumió Artadi, que aseguró que en este diálogo el independentismo tiene que reflexionar sobre las cosas en las que acertó y en las que no en el mes de octubre de 2017.
Artadi abordó este asunto tras la reunión que han mantenido en el Palau de la Generalitat Torra, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, un encuentro que definió como “cordial” y que duró más de una hora.
Tanto Artadi como Cunillera evidenciaron las discrepancias que existen entre gobiernos sobre el derecho de autodeterminación de Cataluña: la delegada afirmó que este derecho no se contempla ni en la Constitución Española. l

La nueva cúpula del PDeCat anuncia que se lo pondrá “más difícil” a Pedro Sánchez