La Guardia Civil investiga una pelea con un disparo en un piso de Cambados

Diario de Arousa-2014-12-19-010-5f95bf96
|

Los vecinos del edificio número 12 de la calle Santa Margarita se llevaron ayer un buen susto cuando en torno a las tres y media de la tarde escucharon una fuerte discusión seguida de por lo menos un disparo. Se trataba de una reyerta entre un joven residente en el edificio y al menos otras dos personas, entre las que había otro cambadés de edad similar.
La reyerta se estaba desarrollando en el rellano del piso y enseguida avisaron a los servicios de emergencia. Entre los primeros en llegar estaban los sanitarios que acudieron al lugar con la ambulancia de Protección Civil, pero no encontraron a ningún herido y para entonces ya estaban agentes de la Guardia Civil vestidos con chalecos antibalas y registrando las inmediaciones arma en mano para buscar a los autores. También colaboraron agentes de la Policía Local para tratar de localizarlos, ayudando incluso a registrar fincas aledañas al inmueble, aunque también se realizaron búsquedas por la carretera que conduce hacia el polígono, entre otras avenidas y viales cambadeses.

un casquillo
Hasta la céntrica calle del barrio de San Tomé también se desplazaron agentes de la Policía Judicial para examinar el lugar y recoger las pruebas oportunas. Estuvieron rebuscando en una jardinera que hay en la entrada del piso, así como en una estancia que hay bajo la escalera del edificio y en cuya puerta se encontró un impacto de bala. También había una cañería del agua rota –afectando al suministro–, pero no se sabe si por una segunda detonación porque, en un principio, solo se encontró un casquillo en el lugar. Fuentes conocedoras del caso indicaron que, según el agujero hallado, no puede tratarse de un arma de gran calibre y que allí no la encontraron.
Uno de los residentes, un joven de unos 25 años de edad, prestó declaración en el cuartel del Instituto Armado de Cambados como presunto implicado en los hechos que, según su declaración, se produjeron por la venta de un coche. Otras fuentes indican que la cantidad sería de unos 5.000 euros y que señaló a dos hombres marroquíes como los autores del disparo. No obstante, fuentes de la investigación no descartan que todo fuera producto de una operación de tráfico de drogas a pequeña escala y que se debiera a una deuda impagada. Además, consideran que un tercer cambadés, también de unos 24 o 25 años de edad y que vive o tiene un familiar con una casa frente al edificio donde se produjo la pelea, también está implicado. La investigación sigue su curso y al cierre de esta edición no se habían producido detenciones. Se estaba en la busca de un coche de alta gama, un Audi A3, donde pudo huir algún implicado.

La Guardia Civil investiga una pelea con un disparo en un piso de Cambados