Los trabajadores encerrados en Santa Bárbara, amenazados sin alimentos

|

General Dynamics amenaza con impedir la entrada de comida en las instalaciones de Santa Bárbara para alimentar a los trabajadores que, desde hace más de una semana, mantienen un encierre indefinido en el interior de la Fábrica de Armas. Al menos, eso es lo que aseguran desde el comité de empresa de la factoría, que ayer logró frenar el primer intento de vaciar las naves por parte de las empresas encargadas de la retrocesión.
“Vamos a seguir coa nosa guerra”, aseguró ayer el representante de los trabajadores, Roberto Teixido, que sostiene que la responsable de la explotación de Santa Bárbara también les quiere prohibir la entrada y salida del recinto. Pese al intento de intimidar a los empleados de la multinacional, los empleados siguen dispuestos a mantener su encierro en la fábrica, e impedir que se desmantelen las instalaciones sin que antes se haya cerrado un plan que garantice el mantenimiento del empleo.
Tal y como habían previsto los trabajadores, ayer tuvo lugar el primer intento por parte de las empresas encargadas de la retrocesión de iniciar la desafección de Santa Bárbara. Según Teixido, los empleados que participan en el encierro “invitaron” a abandonar las instalaciones a las personas encargadas de llevarse la maquinaria, “e non houbo ningún problema”. Eso sí, todas las acciones, y las negociaciones, se llevaron a cabo con la presencia de la policía, que permaneció en la entrada de las instalaciones de Santa Bárbara desde por la mañana hasta las tres de la tarde.
Los empleados son conscientes de que General Dynamics podría intentar desmantelar la factoría hoy, pero insisten en que continuarán con su particular luchan y, de paso, reclaman a la Xunta “que dea a cara dunha vez”, y remedie una situación que se prolonga desde el pasado mes de febrero, cuando la multinacional americana anunció el cierre de la factoría coruñesa, que se hizo efectivo a finales de junio.
El futuro de la Fábrica de Armas, por el momento, sigue en el aire. El Ministerio de Defensa aseguró la semana pasada que, mientras no se complete la retrocesión de las instalaciones y los terrenos pasen de nuevo a manos del Gobierno central, no se tomará ninguna decisión sobre los proyectos que hay encima de la mesa para mantener el empleo industrial en Santa Bárbara. Entre ellos, el planteado por IFFE, respaldado por los trabajadores, y al que la Xunta dio su visto bueno condicionado a la existencia de un plan de viabilidad.

Los trabajadores encerrados en Santa Bárbara, amenazados sin alimentos