Feijóo reivindica los “efectos” que las gallegas han tenido a nivel nacional

O presidente dos populares galegos, Alberto Núñez Feijóo, clausura a primeira xunta directiva do PPdeG tras revalidar por terceira vez a maioría absoluta.
|

El presidente de la Xunta en funciones y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, reivindicó ayer que los “efectos” de las elecciones gallegas, en las que logró mantener la única mayoría absoluta autonómica de España, producen “movimientos intensos” en el seno del PSOE, aunque hay que ver “hasta qué punto”, y manifestó su deseo de que contribuyan a que se desbloquee la situación política estatal. 
“El sentidiño galaico mueve los cimientos del PSOE y para bien; para bien de España y de la política, y espero que para que haya gobierno porque no podemos seguir esperando”, ha proclamado, ante la junta directiva de su partido en Galicia.

valorar los resultados
Previamente, Feijóo había lamentado que la dirección del PSOE hubiese reaccionado el lunes como “si no hubiese pasado nada”. “Ni siquiera el secretario general, el señor Pedro Sánchez, se dignó a calificar y a valorar los resultados de Galicia y Euskadi. Tuvo que hacerlo a preguntas de los periodistas”, reprobó.
“Creo que eso Galicia no lo merece, Euskadi tampoco, y un secretario general de un partido en España tiene que valorar los resultados de dos comunidades tan importantes”, de dos nacionalidades históricas, agregó. 
El líder popular, que también fue muy crítico con las mareas, afeó, además, a Ciudadanos (C’s) que critique “la misma ley electoral” con la que pretendía “gobernar” Galicia con “un escaño” en el Pazo de O Hórreo.
Al revalidar sus 41 escaños en la Cámara autonómica, Feijóo reforzó su “baronía” en el PP y su voz política gana todavía más peso en el escenario estatal. 
Él mismo reconoció la noche electoral que esperaba que ahora que se iba a “mirar” hacia Galicia se “escuchase” más a su pueblo. Aunque su resultado le posiciona en un buen lugar ante una hipotética sucesión de Mariano Rajoy, ayer insistió ante los suyos en que su “contrato” con la comunidad finaliza en 2020. 
Además, incidiendo en una de sus ideas fuerza de la campaña, aseguró que el PP tiene las “puertas abiertas” para los “votantes huérfanos” de otros partidos porque en su partido no se exige “servilismo”, sino que tienen hueco independientes con “inteligencia, formación, sacrificio” y, sobre todo, aquellos que quieren “estar a disposición de los demás”. 
Enfrente, advirtió de que los partidos que “perdieron” el 25-S ya “empiezan” a decepcionar a sus votantes. Así, aludió a los conflictos del PSOE y al “bloqueo” estatal y a los “insultos” de “las mareas de Podemos”. 
Como contrapartida a la “soberbia” de sus rivales, exigió a los suyos que la “humildad” la “contraseña” de cualquier representante del PP en Galicia. n

Feijóo reivindica los “efectos” que las gallegas han tenido a nivel nacional