Moreda coincide con su sucesor en que la institución provincial es “imprescindible”

|

El Ideal Gallego-2011-07-13-007-1f474299

p. g. l. > a coruña
  El debate sobre el futuro de las diputaciones estuvo presente ayer durante la constitución de la nueva corporación del ente provincial. El propio Diego Calvo aprovechó su discurso de toma de posesión para hacer una defensa del papel que juega este organismo a la hora de dar servicio a los 94 ayuntamientos de la provincia, una visión que también comparte el expresidente de la Diputación Salvador Fernández Moreda.
“Yo también las defiendo, para mí hoy son imprescindibles”, destacó el socialista, que considera que sólo se podría hablar de la supresión de las diputaciones si se plantea “una reforma del modelo territorial”. Moreda considera que “mientras no se haga nada”, los entes provinciales “son fundamentales para muchos ayuntamientos de la provincia, que no podrían mantener los servicios mínimos esenciales sin la ayuda de la Diputación”.
Sobre el resto del discurso, en el que Calvo abogó por modernizar la institución y por la colaboración entre las administraciones, el portavoz socialista en el organismo provincial considera que el ex delegado de la Xunta “planteó como retos cuestiones que ya son realidades en la Diputación”. Pese a esto, agradeció la invitación del popular al consenso, que tal y como recordó, “ha caracterizado los últimos años” de la entidad. El expresidente también quiso hacer suya “la manifestación de voluntad municipalista” y de poner a la la institución “al servicio de los ayuntamientos”.
Frente a la opinión del socialista, el diputado del BNG Xosé Regueira Varela se mostró contrario al rol de futuro que, según manifestó Calvo durante el acto, tienen las diputaciones. Regueira espera que la corporación provincial que se constituyó ayer –de la que él forma parte– sea “a última” por su supresión. Para el nacionalista, este tipo de instituciones “carecen de significado”.

El Ideal Gallego-2011-07-13-007-1f42ec20El Ideal Gallego-2011-07-13-007-1f411a88Asistentes > Al margen de la conveniencia o no de mantener las diputaciones, fueron numerosos los políticos y representantes de las diferentes entidades de la ciudad los que quisieron acompañar ayer a Calvo en su toma de posesión como presidente del ente provincial.
Los conselleiros de Presidencia, Alfonso Rueda; Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, y Traballo e Benestar, Beatriz Mato, presenciaron el nombramiento del popular desde el palco del salón de plenos de la Diputación. Fue precisamente a Rueda –con el que se fundió en un gran abrazo al finalizar el acto– a uno de los que Calvo dedicó su discurso “polo seu apoio incondicional” durante los dos últimos años como delegado, en los que fue su jefe.
También acudieron al pleno la presidenta del Parlamento gallego, Pilar Rojo; el delegado del Gobierno en Galicia, Miguel Cortizo; la nueva delegada de la Xunta en A Coruña, Belén do Campo; el alcalde, Carlos Negreira, o el expresidente de la Xunta Gerardo Fernández Albor. Entre la lista de invitados al pleno también se encontraban el subdelegado del Gobierno, José Manuel Pose Mesura, o el presidente del Tribunal Superior de Xusticia de Galicia, Miguel Ángel Cadenas, entre otros.

Felicitaciones > El pleno se prolongó durante una hora y al finalizar el solemne acto fueron muchos los que quisieron felicitar al máximo responsable de la Diputación en primera persona. Los primeros en darle la mano fueron el presidente saliente Salvador Fernández Moreda y el diputado del BNG Xosé Manuel Regueria.
Los más emocionados, además del propio Calvo, eran sus compañeros de partido, que se manifestaron rotundamente satisfechos con el cambio de timón de la administración provincial, en manos de los socialistas durante los últimos ocho años.

Moreda coincide con su sucesor en que la institución provincial es “imprescindible”