Envían a juicio a 20 acusados de financiar ilegalmente las campañas electorales del PPCV

15 diciembre 2011 página 31 / 05 noviembre 2013 página 26 / 27 septiembre 2014 página 32 / 17 enero 2015 página 30 / 07 marzo 2015 página 20 VALENCIA, 14/12/2011.-Pablo Crespo, considerado uno de los cabecillas de la tr
|

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata abrió juicio oral contra 20 personas acusadas de financiar de forma ilegal el Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV) entre 2007 y 2008, en concreto las campañas de las elecciones autonómicas y municipales de 2007 y las generales de 2008.
Entre los 20 acusados que se sentarán en el banquillo se encuentran el presunto líder de la trama “Gurtel”, Francisco Correa; su “número dos”, Pablo Crespo; y el responsable de Orange Market, Álvaro Pérez, “El Bigotes”. Además, se acusa a cinco ex altos cargos de la formación política, entre ellos Ricardo Costa y Vicente Rambla.
El resto de acusados son empresarios radicados en la Comunidad Valenciana sospechosos de financiar de forma irregular el partido a nivel regional, entre los que figuran el ex consejero delegado de Repsol Ramón Blanco Balín y el sobrino del expresidente de las Cortes Valencianas Juan Cotino, Vicente Cotino.
El magistrado acusa a los procesados de delitos electorales, falsedad en documento mercantil y delitos fiscales, mientras que reclama el pago de multas en concepto de responsabilidad civil y pide la más elevadas para “El Bigotes”, a quien reclama 10,2 millones de euros.
La Fiscalía Anticorrupción pide siete años de cárcel para el que fuera secretario general del PPCV y diputado autonómico Ricardo Costa; el ex vicepresidente de la Generalitat y exdiputado autonómico Vicente Rambla; el antiguo vicesecretario de organización y diputado regional David Serra; y su antecesora en la gerencia Cristina Ibáñez. Para la entonces gerente, tesorera regional y diputada Yolanda García, solicita seis meses de prisión y 650 euros de multa.
El juez, que abrió juicio oral en las piezas separadas 1,2 y 6 de la rama valenciana del caso “Gurtel”, sostiene que Correa dirigía un holding empresarial que organizaba eventos para los “populares”, que tenía varias sociedades vinculadas, entre ellas, Orange Market.
Crespo y Luis de Miguel Pérez constituyeron esta última mercantil en 2003 en Valencia por las “buenas perspectivas de negocio” que tenían.

Envían a juicio a 20 acusados de financiar ilegalmente las campañas electorales del PPCV