Feijóo reivindica la “estabilidad” en Galicia frente a “paraísos ilusorios”

MENSAXE DE FIN DE ANO DO PRESIDENTE DA XUNTA DE GALICIA ALBERTO NU„EZ FEIJOO.
|

Galicia es “un buen lugar para convivir”, un “hogar” en el que, “como en todas las casas”, es “fundamental” la “estabilidad”, y en el que gracias a esta “estabilidad” se pudo hacer frente “a las turbulencias de estos años”. “La estabilidad de un país le da seguridad a los que viven en él, e inspira seguridad a los que ven en él una oportunidad para invertir o emprender”.
Así lo vió el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, que despidió 2015 y felicitó el nuevo año a los gallegos en un mensaje grabado en la escuela infantil Elviña, en A Coruña. El mantadario eligió esta ubicación después de un ejercicio en el que la Xunta manifestó reiteradamente su apuesta por potenciar la natalidad e impulsó medidas como la “Tarxeta Benvida” de 100 euros al mes por bebé.
En su discurso, el presidente relató que a lo largo de este año, como “servidor de Galicia”, tuvo la oportunidad de hablar con muchos gallegos, por lo que aspiraba a que su mensaje ofrezca una visión completa y “una perspectiva que vaya más allá del vertiginoso acontecer de todos los días”.
“No se trata de hacer un balance frío de cifras y datos, ni de importunar este tiempo de Navidad con consideraciones inapropiadas para el ambiente que vivimos”, reflexionó, con la convicción de que la “visión de conjunto” obliga a expresar “una felicitación” a todos los gallegos como “protagonistas colectivos de una hermosa historia”.
Una historia, la de Galicia, en la que, según Feijóo, la sociedad gallega dejó atrás “traumas del ” para convertirse “en una sociedad libre, moderna y solidaria”. Y es que, para el presidente, los gallegos son también ahora protagonistas de los “capítulos de superación vividos estos años”.
Con independencia de su profesión, de su edad o de su pensamiento, Feijóo situó a todos los gallegos como autores de “una gesta” en la que “lo más destacable” es que “la pluralidad que existe en ella puede enriquecer su unión”. “No somos un pueblo porque simplemente compartamos un mismo espacio, sino porque hacemos cosas juntos. Y las hacemos bien”, destacó.
En su mensaje, identificó Galicia como “un buen lugar para convivir”, “un hogar” acondicionado “entre todos” para que fuese “acogedor”. Una afirmación que no significa, matizó, “ignorar” a quienes sufren dificultades, están “en riesgo de exclusión” o a los que se vieron obligados “a emigrar”.
Y es que, tras un año marcado por las elecciones municipales y generales, con la irrupción de las fuerzas emergentes, muy críticas con la gestión de los populares, Feijóo defendió que sería “poco responsable” sugerir que “existen fórmulas mágicas” para “disipar de forma “instantánea” todos los problemas.
“Nada más reprochable que jugar con las esperanzas de la gente, ofreciendo paraísos ilusorios que en seguida se transforman en frustración”, advirtió.

Feijóo reivindica la “estabilidad” en Galicia frente a “paraísos ilusorios”