Londres pide “flexibilidad” en otra ronda de negociaciones del Brexit

Un grupo de participantes en una campaña en contra del Brexit la semana pasada | Tolga Akmen (efe)
|

El ministro para la salida británica de la Unión Europea (UE), David Davies, quiere “flexibilidad” en la nueva ronda de negociaciones sobre el Brexit que empieza hoy para superar áreas conflictivas, como los derechos de los comunitarios.
Davies está en Bruselas para iniciar con el negociador comunitario, Michel Barnie, la tercera ronda de la primera fase de las negociaciones sobre los términos del Brexit, la salida de Reino Unido de la UE, prevista para marzo de 2019.
El Gobierno británico indicó que las negociaciones de esta semana se centrarán en asuntos de “naturaleza técnica” antes de unas conversaciones más sustanciales en septiembre.
Según el Gobierno, se espera “flexibilidad” y una “voluntad de compromiso” por parte de la UE para resolver asuntos en disputa, como el cálculo de la abultada factura que el Reino Unido deberá pagar por sus compromisos en materia de presupuesto comunitario.
De acuerdo con los analistas, Davis quiere que Barnier sea menos rígido sobre la futura relación que tendrá el Reino Unido con la UE, pero el negociador europeo prefiere resolver antes asuntos como la “cuenta del divorcio”, los derechos de los comunitarios y la frontera irlandesa.
En las últimas semanas, el ministerio que encabeza Davis ha publicado una serie de documentos sobre la postura del Gobierno ante asuntos cruciales de su futura marcha de la UE, entre ellos dejar que el Tribunal de Justicia Europeo tenga jurisdicción en el Reino Unido o llegar a un acuerdo que garantice una “cooperación estrecha” entre ambas partes para resolver disputas legales tras el Brexit.
En otro documento, Londres se mostró a favor de establecer un marco que garantice que ambas partes seguirán protegiendo y compartiendo datos personales después de la salida británica de la UE de una manera “segura, adecuada y regulada”.
“Ambas partes deben ser flexibles y con voluntad para el compromiso a la hora de resolver áreas en las que no estamos de acuerdo. Como ha dicho la UE, el reloj corre, así que ninguna parte debe arrastrar los pies”, indicó una fuente gubernamental.
Un día antes del comienzo de estas conversaciones, el Partido Laborista de Jeremy Corbyn indicó que la formación quiere que el Reino Unido conserve el mercado único europeo y la unión aduanera durante un periodo de transición. l

Londres pide “flexibilidad” en otra ronda de negociaciones del Brexit