Las ayudas a las asociaciones de la ciudad centran el pleno municipal

QUINTANA. PLENO CORUÑA
|

Con la premisa de la paralización de la vida de la ciudad, el PP y el PSOE llevaron la situación de las entidades coruñesas al pleno. Ambos reclamaron una solución para la incertidumbre de alrededor de 140 asociaciones que no saben si van a contar con convenios de colaboración económica para este año. Los votos de ambos grupos permitieron que saliesen adelante sus mociones.
El PSOE reclamó que el Gobierno municipal se comprometa a completar los pagos pendientes a las entidades del Tercer Sector y a informar sobre los plazos y condiciones de los nuevos convenios de colaboración. Una moción similar a la que presentó el grupo popular, que reclamó que se apruebe un modificativo urgente con la cuantía de los convenios para las entidades de la ciudad.
El alcalde, Xulio Ferreiro, comenzó por argumentar que el modelo del Gobierno local para con el Tercer Sector es de respeto, no de servilismo o vasallaje. La intención, explicó, es dejar la práctica de asignar los convenios a dedo y crear un sistema objetivo y lamentó que a las asociaciones se les esté asustando con la idea de que no van a recibir ayudas e incluso incitándolas a la rebelión. En este punto, el regidor  volvió a hacer un llamamiento al PSOE y al BNG para aprobar los presupuestos y con ello, zanjar la cuestión de los convenios con las asociaciones. Porque la ciudad “merece” que sus intereses estén por encima que los intereses políticos: “Aprobemos xuntos os orzamentos e incluamos eses convenios, sexamos pioneiros”, proclamó.
Además, el PP pidió que se habilite el edificio de Padre Rubinos para las entidades socio-sanitarias y para las que se quedarán sin local. Una idea que los socialistas apoyaron y que salió adelante con los votos de ambos grupos.
Al respecto de las obras en Padre Rubinos, la concejala de Igualdad, Rocío Fraga, anunció que el Ayuntamiento elaborará un proyecto para actuar en la institución y determinar el uso de las instalaciones.

modificativo del imce
La Marea también llevó a la sesión una propuesta relacionada con entidades, y como sucedió hace un mes con la ordenanza de mercados, el PP y el PSOE la tumbaron en el pleno al no estar consensuada con los implicados. En esta ocasión, eran las asociaciones de la ciudad las protagonistas; Marea Atlántica proponía un modificativo del presupuesto del Instituto Municipal Coruña Espectáculos (IMCE) por importe de 250.000 euros y destinado, según el Gobierno local, a “favorecer la participación de las asociaciones vecinales en las fiestas”.
Para los mareantes, la idea supone una normalización de servicio que se presta a las asociaciones vecinales que se ocupan de los festejos de los barrios, pero las características del plan no convencieron a los grupos de la oposición. 
El BNG fue el más benévolo en sus apreciaciones y se abstuvo por las dificultades, dijo, en la aplicación práctica del proyecto la Marea.
El PSOE, que destacó que hay asociaciones de vecinos que aún no han cobrado las subvenciones otorgadas el año pasado y la necesidad de regularizar las ayudas, no compartió el planteamiento del equipo de gobierno, al que acusó de falta de diálogo, y votó en contra del plan. 
Los populares, por su parte, defendieron el sistema que se utilizaba hasta ahora para ayudar a las entidades vecinales en la organización de sus fiestas y lamentaron que la Marea quiera cambiar “a mitad de partido” la forma de apoyar a las asociaciones de la ciudad.
La polémica se trasladó a las redes sociales a raíz del resumen de la votación publicado en la cuenta oficial de Twitter del Ayuntamiento: “O voto en contra de @GmppcO e @gmsocCoruna impide aprobar o modificativo no IMCE para axudar ás entidades a organizar as festas dos barrios”. La portavoz popular, Rosa Gallego, reaccionó en la red social matizando que “no se impide dar ayudas”, sino que “se impide que #Marea haga lo que quiera perjudicando las fiestas en barrios”.

Las ayudas a las asociaciones de la ciudad centran el pleno municipal