Saviola: “Me hubiera bajado el sueldo sin lugar a dudas”

Javier Pedro Saviola celebra tras anotarle un gol al Guimaraes en su etapa como futbolista del Benfica | EFE/HUGO DELGADO
|

Javier Saviola, exdelantero de River Plate, Barcelona, Sevilla, Real Madrid y Málaga, entre otros, reside desde hace tres años en el Principado de Andorra con su mujer Romanela Amato y sus dos hijos: Julieta y Fabricio.

Vive su confinamiento a causa del coronavirus en su casa del Principado de Andorra, preocupado por la salud y por el estado de su familia. Subraya el exjugador argentino el “encomiable” trabajo de los médicos y asume las consecuencias que va a provocar esta crisis. Saviola procura situarse en el lugar de la gente afectada por la situación. En pleno debate por las rebajas salariales en el mundo del fútbol no hubiera dudado en quitarse parte del sueldo si siguiera en activo.

“Lo hubiese hecho sin lugar a dudas. Aquí está claro que nadie quiso que pasará todo esto y yo creo que hay que ponerse en el lugar de lo que está siendo está epidemia. Lo que están sufriendo también los clubes, las empresas y en definitiva de lo que está sufriendo el mundo. Hay que ponerse en la piel de toda está gente”.

Saviola se retiró del fútbol profesional en el 2016 y a sus 38 años aún sigue jugando, pero al fútbol sala en el Sideco FC Encamp. En un deporte en el que dio sus primeros pasos, en una pista de 40x20 con la Asociación de Fomento Parque Chas.

Actualmente está confinado en su casa del Principado de Andorra desde que llegó de Colombia después de jugar con el Barça Legendes. Su máxima preocupación la tiene en Madrid, donde vive su madre, Mary Fernández.

 

¿Cómo lleva el confinamiento con la crisis sanitaria por el Covid 19?

Como el resto de la gente....intentando ser prudente, tomando muchísima precaución y después estamos mucho con nuestros dos hijos. Hago deporte con una máquina de hacer remo que me compré antes de empezar todo esto del confinamiento y de esta manera me puedo mantener un poco activo. Lo más importante es que con los niños estamos muy concentrados en las actividades escolares que nos envían. Estamos muy cerca de ellos haciendo estas actividades virtuales con el Colegio Ágora. Así continúan aprendiendo, aunque les costó mucho adaptarse al principio ya que no entendían por qué no iban a clase y lo hacían todo virtual.

 

Personalmente,... ¿Cómo lo está viviendo?

Con mucha sorpresa como el resto de la gente.El mundo no estaba preparado ni tampoco sabía que una epidemia lo pararía todo. Que nos dejaría encerrados en casa, que estuviera muriendo tanta gente. Toca aprender que cuando estemos libres y haciendo las cosas las disfrutemos y no dejarlas para otros días. Después pasan cosas como esta y encuentras a faltar aquellos buenos momentos, es decir, salir, compartir con amigos, hacer cosas al aire libre. A la humanidad todo esto que está pasando le hará pensar...

 

Y además cuesta mucho gestionar.

Por eso es más complicado para todos el día a día, porque no sabemos cómo lo tenemos que afrontar. También es verdad que está habiendo muy buena predisposición de gran parte de la gente. Especialmente de los médicos, que nos tenemos que quitar el sombrero con ellos. De la gran cantidad de médicos, sanitarios, enfermeros y celadores y el resto de personas que trabaja en un hospital o en las residencias. Todos ellos hacen un trabajo espectacular día a día. Se juegan la vida.

 

Usted que ha sido un jugador muy reconocido: ha jugado en dos de los ‘grandes’ de la Liga Española y ha sido ídolo para muchos jóvenes, ¿ve exagerada esta consideración cuando todos comprueban el trabajo que están haciendo los médicos con esta crisis sanitaria?

Estoy totalmente de acuerdo con está reflexión. Ahora lo más importante son los médicos que están luchando cada día y cuidando de la gente que peor lo está pasando con el coronavirus. Ellos saben que corren mucho peligro...

Saviola: “Me hubiera bajado el sueldo sin lugar a dudas”