Los 100 años bien valen varios aniversarios

Copia de El Ideal Gallego-9999-99-99-999-47cc1f46
|

La comunidad salesiana ya es centenaria en A Coruña. O lo será en pocos meses, porque el aniversario oficial de una fecha histórica no se celebrará hasta el curso 2016-2017. Lo bueno es que momentos como estos bien merecen ser conmemorados varias veces. El director de obra de los Salesianos, Rafael Castro, comenta que se oficiará una novena a María Auxiliadora porque “ella precedió a la congregación en su venida”.
Hoy el nombre se vincula inmediatamente con el colegio, pero Castro habla de obra porque la labor incluye otros ámbitos como un “centro juvenil, la plataforma social, la librería, la sección de deportes, la parroquia...”. Aunque los festejos de los grandes hitos se iniciarán a finales de septiembre y se irán desgranando con el tiempo, la historia previa no deja de ser curiosa. 
“El 1 de mayo sería nuestro centenario porque antes de que llegaran los salesianos Doña Ramona Matos, una señora de A Coruña, había conocido a nuestro fundador Don Bosco y le comentó que sería interesante nuestra presencia aquí porque había niños desheredados y unas escuelas populares gratuitas”, recuerda el cura de la parroquia de María Auxiliadora. 
La mujer pidió que se enviara personal de la orden para que “cuando acabaran la escuela se les enviase a unos talleres para aprender un oficio antes de salir”. Apenas sin religiosos para enviar a los distintos lugares en los que se solicitaba su presencia, el líder se comprometió a instalar a unos enviados en la ciudad en cuánto pudiera. La demandante, “impresionada por el espíritu de vida familiar y la promoción del canto, el teatro y el deporte”, consideró que no se podía aguardar tanto tiempo. 
Por ello, según cuenta Castro, encargó una estatua de María Auxiliadora en los talleres de Sarriá, en Cataluña, que “es la que sale en procesión el 24 de mayo y que precedió” a los compañeros que envió “el sucesor de Don Bosco”. A ella se le dedicará una novena entre el 15 y el 24 de mayo. 
De la estancia de la congregación ocupándose de las escuelas populares, el director destaca que “después de cuatro años y viendo que aquello era reducido la gente se volcó y se pensó en ampliar”. Primero se compró un solar en el entorno de Santa Margarita y Riazor hasta que el superior, de visita en A Coruña, vio la zona “deprimida” donde ahora se encuentra el centro educativo y decidió que el espacio que antaño ocupaba una cristalería, fuese usado para la educación. 
Para recordar todo lo que vino después, el 18 de junio se celebrará la Fiesta de Juan Soñador, de la plataforma social, y el 23 habrá un homenaje de los antiguos alumnos.

Los 100 años bien valen varios aniversarios