El Madrid firma una goleada con aroma a campeonato

Cristiano Ronaldo celebra el tercer tanto del Real Madrid ante el delirio de la afición del Bernabéu | efe
|

El Real Madrid goleó al Sevilla (4-1) con un ambiente festivo en el cierre del curso en el estadio Santiago Bernabéu, donde destacaron la versión salvadora de Keylor Navas, la pegada de Cristiano Ronaldo, autor de un doblete, y un brillante Marco Asensio para dejar un aroma a título a falta de dos partidos.

Al equipo de Zinedine Zidane le restan dos ‘finales’ para conquistar la Liga, en Balaídos ante el Celta y La Rosaleda frente al Málaga, con margen para empatar una de ellas.

Son los cálculos de un Real Madrid que sueña con el doblete más grande tras superar a un Sevilla con bajas, que comenzó pecando de inocencia pero obligó a su rival a tomarse en serio el duelo con una reacción de casta.


Aparecían en el equipo Kovacic, Marco Asensio y James para dar movilidad, conducción de balón rápida y presión, pero el Real Madrid pierde el equilibrio sin Casemiro.


El Sevilla, que se asegura el cuarto puesto de la Liga pese a la derrota, salió a por el balón y tras avisar con un disparo de Vitolo que respondió Morata con un mano a mano en el que no pudo definir ante la salida rápida de Rico, llegó un tanto del más listo de la clase.

Nacho, con picardía, sacó oro de una falta a Asensio al borde del área para romper el partido. Ningún sevillista se posicionó delante del balón. Ningún madridista pidió pasos.


Era un lanzamiento para Ronaldo y ante el exceso de confianza, el comodín de Zidane que jugaba en esta ocasión de lateral izquierdo, chutó sin oposición a la red y celebró por todo lo alto un tanto clave.

James, en el que se perfila como su último partido en el Bernabéu, era todo voluntad. Antes de que se juntasen para el segundo, Keylor demostró que iba a ser el gran protagonista.

Al centro del campo blanco le faltaba consistencia ante un equipo que ha tenido gran protagonismo toda la Liga hasta que llegó el golpe europeo ante el Leicester que nunca asimiló. Jovetic encontró el justo premio a su partido en el minuto 49. Una jugada de Vitolo la culminó con un disparo imparable.

Apareció de nuevo Asensio con pase al espacio de Kroos, descolgado en el costado izquierdo. Su pase atrás a Cristiano lo definió el luso como el mejor matador. De primera, con el cuerpo colocado a la perfección para firmar un zurdazo con rosca que se coló por una escuadra. Era la hora de festejar en un Bernabéu que huele títulos.


El encuentro lo cerraría otra acción parecida por la misma zona. De nuevo Asensio, con pase a Nacho y la cesión de éste atrás la remató Kroos. Con la derecha, ajustado a un poste. Fue el cuarto y el broche en un estadio que coreaba a sus futbolistas.

El Madrid firma una goleada con aroma a campeonato