La fiscal jefe de Barcelona: “Me llamaron mierda, fascista, vete de Cataluña, fuera”

14/02/2017 Magaldi lamenta los insultos en el juicio del 9N. Los grupos de Cs y PSC en el Parlament han criticado este martes las "agresiones verbales" contra la fiscal jefa de Barcelona, Ana Magaldi, el viernes al salir de la última sesión
|

La fiscal jefe de Barcelona, Ana Magaldi, explicó ayer los hechos que sucedieron el viernes frente al Palacio de Justicia cuando salió de la sesión del juicio del 9-N: “Me insultaron. Me llamaron mierda, fascista, eres una mierda, vete de Cataluña, fuera”.
En una rueda de prensa convocada por Magaldi para explicar su versión de los hechos, ha concretado que, tras los insultos, uno de los manifestantes de un grupo, que según la fiscal era de entre 20 y 30 personas, se acercó hacia ella y le espetó: “Tú eres la Fiscalía. Tú nos condenas por poner las urnas ¡Qué vergüenza!”.

mirada de odio
“Es un hecho muy grave. Un ataque y un insulto a la representante de una institución del Estado. A mis 64 años de vida, no había visto reflejada en la mirada de una persona el odio que vi en esta persona. No lo olvidaré nunca”, aseguró.
Los primeros gritos que escuchó al salir por la puerta fueron los cánticos de “Fuera, fuera, fuera, la justicia Española”: “Y yo les miré de pié, firme, mirando a las personas. No insultándoles, no haciendo peinetas ni sacando la lengua. No les gustó mi actitud y empezaron los insultos”, recordó la fiscal.


Cuando el joven se separó del grupo para increpar a la fiscal afirmando que los periodistas que estaban en la puerta del Palacio de Justicia le habían confirmado que ella era la Fiscalía española, Magaldi asegura que temió por su integridad por lo que avisó a los Mossos, pero el manifestante llegó antes, para increparle y ella le contestó: “Yo no soy la Fiscalía soy la fiscal en jefe de Barcelona. Los fiscales no condenan, los fiscales acusan. Los que condenan o absuelven son los tribunales y los jueces”.
Concretó que el temor por su integridad no fue grave, sino más bien porque le dieran “una colleja”, pero un agente de los Mossos d’Esquadra consideró que era mejor que otro agente la acompañara. Al ser preguntada por si piensa denunciar los hechos, aseguró que “serán estudiados y analizados con rigor, sosiego y sentido común”, y si son imputables a un tipo penal, recordó que es su obligación denunciarlos.

Lo que sí hizo es pedir a los Mossos d’Esquadra “la reserva de las imágenes de los hechos” que captaron las cámaras que estaban apostadas a la puerta de los tribunales.

Magaldi explicó que cuando abandonó la zona, la primera llamada que hizo fue al fiscal del caso, Emilio Sánchez Ulled, porque estaba preocupada y quería decirle “que saliera por la otra puerta”, pero el fiscal ya había salido por el lateral del palacio –Magaldi asegura que lleva entrando y saliendo por la misma puerta 35 años–. n

La fiscal jefe de Barcelona: “Me llamaron mierda, fascista, vete de Cataluña, fuera”